MOTOR

Carlos Sainz acaricia su segundo Dakar y Joan Barreda abandona

F. GIMENO CHILECITO.

Carlos Sainz (Peugeot) acaricia su segundo Dakar tras mantener a raya al francés Stéphane Peterhansel (Peugeot) en la undécima etapa y ser exonerado de la penalización de diez minutos impuesta hace dos días, en una jornada en la que Joan Barreda (Honda), en motos, ya no pudo más y abandonó lesionado en la muñeca y en la rodilla.

Sainz salió indemne y más líder de Fiambalá (Argentina), una de las etapas más temidas, por sus dunas de arena blanda, el intenso calor que puede superar los 40 grados y la complicada navegación en esa zona del noroeste argentino.

El madrileño terminó la etapa, entre los municipios de Belén y Chilecito, en tercer lugar, diez segundos por encima de Peterhansel, lo que le daba mayor tranquilidad para afrontar las tres últimas etapas del Dakar camino a Córdoba, un lugar que conoce bien por haber corrido el Mundial de rallys.

La jornada terminó de ser redonda para el piloto español cuando, al terminar la etapa, los comisarios del Dakar cancelaron el castigo de diez minutos que le pusieron hace dos días por no detenerse al supuestamente haber golpeado con su coche al piloto de quads holandés Kees Koolen durante un adelantamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos