«Estoy feliz porque vencer en el Fito es importante»

Simone Faggioli logró su séptima victoria en la cita parraguesa, con la que da un paso de gigante hacia su undécimo título europeo

HUGO VELASCO ARRIONDAS.

A la llegada de los vehículos al Parque Cerrado final de Arriondas había dos pilotos que no podían ocultar su felicidad, el vencedor absoluto de la prueba, Simone Faggioli, y el mejor español en la misma, Javier Villa.

«Estoy muy feliz porque ayer para mí estaba muy difícil el triunfo al rodar Christian Merli muy rápido», confesó el piloto transalpino, quien tuvo que hacer junto a sus mecánicos horas extra en la tarde del sábado para adaptar los reglajes de su montura al trazado de la prueba. «Trabajamos mucho a lo largo de la tarde del sábado de cara a mejorar los reglajes y dejar la barqueta a punto. Ya en la primera manga de la mañana nos dimos cuenta que habíamos dado con la clave y que estaríamos en disposición de luchar por la victoria», apostilló.

Una batalla sobre el asfalto que finalmente no se produjo. «Nuestra idea era atacar a Merli en la segunda manga oficial, pero su avería mecánica nos daba ya la victoria», señaló el decacampeón europeo, que se encamina a un nuevo título tras sumar la victoria la semana pasada en Falperra y ahora en Arriondas: «Estoy feliz porque vencer en el Fito es un triunfo importante de cara al campeonato».

Delante de su familia, en la que es la prueba de casa, Javier Villa se mostraba radiante tras su primer podio europeo. «Me voy muy contento, no se podía esperar mucho más, ya que llegamos a Arriondas con cinco carreras hechas con este coche y siendo la tercera del europeo», señaló el colungués, quien reconoció que su BRC BR53 todavía cuenta con margen de mejora. «Hay que seguir con la constancia y la regularidad. Y llegar siempre a la meta», proclamó.

El podio en el Fito lo dedicó Villa a su equipo y a Jesús Bango específicamente: «Se lo merecen por todo su trabajo en este coche».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos