AUTOMOVILISMO

Fernando Alonso vuela con Toyota en Spa

Fernando Alonso, ayer, en Spa. /  TOYOTA GAZOO RACING
Fernando Alonso, ayer, en Spa. / TOYOTA GAZOO RACING

El piloto asturiano exhibió músculo en los libres y hoy peleará por conseguir la pole en la prueba del Mundial de resistencia

J. A. G. GIJÓN.

Hacía mucho tiempo que Fernando Alonso no acababa unos entrenamientos libres creyéndose favorito para la victoria. El piloto asturiano demostró ayer en Spa que en el automovilismo influye mucho la capacidad del monoplaza que conduzcas. El ovetense lucía en la sesión matinal, logrando incluso liderar la tabla de registros, a pesar de la dura competencia. Por la tarde, las cosas se igualaron más e incluso algunos compañeros de equipo batieron sus tiempos pero da igual. La conclusión es clara: Alonso, al volante de un Toyota, luchará este fin de semana por la victoria en las 6 horas de Spa, prueba del Mundial de Resistencia, una nueva prueba de fuego para un automovilista voraz y ansioso por conseguir éxitos que la Fórmula Uno le ha negado en los últimos años. El rival, como se suele decir, está en casa. La lucha, salvo giro inesperado de los acontecimiento será entre los LMP1. La diferencia entre Toyota y todos los demás parece abismal un día antes de que se definan los puestos de cabeza. Mike Conway, uno de sus pilotos, anotó el mejor registro, superando el tiempo marcado por el ovetense.

Alonso fue el piloto con más vueltas en el zurrón (14) si bien su mejor tiempo no se quedó muy lejos de de su compañero Nakajima. En una de sus primeras vueltas de la sesión firmó un 1.57.096, un tiempo que hace albergar esperanzas de que hoy, en la calificación, esté muy cerca de la pole.

«Ha sido una primera toma de contacto con el coche», reconoció el ovetense, que espera suerte con el tráfico en la sesión de hoy. No obstante, sabe que esta competición, el puesto de parrilla no es crucial. Alonso admitió que se había quedado hasta tarde estudiando su nuevo monoplaza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos