Fórmula 1

Mercedes presenta su nueva arma

fotogalería

Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, con el W08. / Afp

  • Lewis Hamilton y Valtteri Bottas dan unas cuantas vueltas a Silverstone con el nuevo W08 con el que pretenden mantener el reinado

A falta de ver el Red Bull con el que Adrian Newey quiere volver a dar con la tecla en un año de cambios normativos, el equipo Mercedes presentó este jueves en Silverstone el arma con el que Lewis Hamilton y su nuevo compañero, Valtteri Bottas, van a asaltar la defensa del título. En lugar de las habituales y frías fotos de estudio, los miembros de las flechas plateadas hicieron bueno el dicho que de el movimiento se demuestra andando e hicieron rodar a sus dos pilotos con el flamante W08, que ya dejó boquiabiertos a los presentes.

Las soluciones aerodinámicas que muestra esta primera versión del monoplaza han asustado por su sencillez. A diferencia de los Force India, Sauber o Williams, la creación nacida de las manos de Aldo Costa no ha apostado por el ala de tiburón que, parecía, iba a volver de manera definitiva. Todo lo contrario: la sencillez, la asombrosa y temible sencillez, con la que han diseñado este coche, es lo que más ha asustado a los rivales de Mercedes.

La trasera, donde siempre se esconden los últimos detalles aerodinámicos clave, está tan trabajada que apenas parecen dos sencillos planos, pero las diferentes conducciones de los flujos de aire (las tomas superiores del ‘cockpit’, los ‘badgeboards’, o aletines laterales, y el morro afinado pero con un alerón delantero con múltiples detalles) dejan buena muestra de que este es un coche al que ganar es lo mínimo que se le va a pedir.

A destacar, sobre todo, las polémicas suspensiones. El sistema de suspensiones activas (o semiactivas) por el que han protestado, entre otros, el equipo Ferrari, se vio en un intrincado diseño de brazos hidráulicos que asoman muy por encima de lo que se veía en el W07 de 2016, y que conectan con una hendidura superior que han colocado justo encima del eje delantero. Y esto es sólo un asomo de lo que se verá en este 2017, y cuyas primeras vueltas se realizarán en Montmeló la próxima semana.

Nada más bajarse del coche, Lewis Hamilton habló con los medios y transmitió las buenas sensaciones que le ha dejado el coche. Más allá de los habituales mensajes cautos -«Tendremos que verlo pilotando de verdad»-, advirtió de que el equipo ha trabajado muy duro. «Después de los éxitos conseguidos podrían haber bajado el pistón, pero es inspirado ver cómo todo el mundo empuja», señaló.

Prueba de ello es que, hasta el ‘novato’ Valtteri Bottas ya ha probado nuevas piezas. La tarde de este jueves el finlandés montó en su Mercedes un alerón con forma de ‘T’ justo por delante del alerón trasero. La llamativa pieza fue la protagonista en la sala de prensa de Silverstone, si bien Bottas no soltó prenda y se centró en sí mismo. «Me siento preparado, aunque la curva de aprendizaje todavía es grande y estoy recibiendo información útil cada día», afirmó.

Turno para Ferrari y McLaren

La mañana de este viernes se va a teñir de rojo y… ¿naranja? A primera hora, desde Maranello, Ferrari presentará el nuevo coche con el que, otro año más, pretenden dar la campanada y recuperar el terreno perdido con Red Bull y Mercedes. Vettel y Räikkönen ya están en la pequeña ciudad aledaña a Módena, donde ejercerán de presentadores del nuevo monoplaza, además de responder a las preguntas habituales.

Unas horas después, los ojos del mundo de la Fórmula 1 se trasladarán a Woking, en Gran Bretaña, donde McLaren mostrará un coche que, como bien se han encargado de anunciar en sucesivos avisos, va a homenajear al mítico Bruce McLaren, fundador del equipo. Todo lo que no sea protagonismo para el color naranja será una sorpresa, aunque lo importante para Fernando Alonso y su nuevo compañero Stoffel Vandoorne serán las formas que tome el nuevo MCL32. Las expectativas son razonablemente altas y si Honda, por fin, ha dado con la tecla, pretenden asaltar el tercer o cuarto puesto de la clasificación general del Mundial.