Fórmula 1

Ferrari hace levantar muchas cejas

El Ferrari de Kimi Räikkönen rueda sobre el asfalto.
El Ferrari de Kimi Räikkönen rueda sobre el asfalto. / José Jordán (Afp)
  • Los de rojo acaban al frente la primera semana de test, mientras Mercedes sufre una avería que deja a Hamilton sin rodar el último día, en el que McLaren no tuvo problemas en mojado, ni en seco

La gran pregunta con la que ha finalizado la primera tanda de test de la pretemporada 2017 de Fórmula 1 es si, realmente, Ferrari es tan competitivo como parece. El último día de test ha acabado con Kimi Räikkönen al frente de la tabla de tiempos, en una jornada en la que Mercedes ha dado muestras, por primera vez, de debilidad: Lewis Hamilton se quedó sin rodar durante toda la mañana por un fallo eléctrico. Bottas, que salió por la tarde, realizó 'sólo' 68 vueltas para acabar con el octavo tiempo del día, detrás incluso de McLaren.

El rendimiento del SF17-H ha dejado muy buenas sensaciones. Para el siempre escueto Räikkönen, ahora es más difícil ir rápido, pero se siente más cómodo. El margen de mejora que afirman tener en Ferrari es muy alto, pero en Mercedes aún se guardan algo en el zurrón. Esa es la sensación, que aún no certeza, que más se ha repetido estos días en Barcelona.

La gran incógnita es Red Bull: ¿están tan lejos como parece? ¿El diseño conservador del RB13 ha resultado un fiasco? ¿Qué parte de culpa tiene Renault en que, en ningún momento, haya aparecido un monoplaza que motorizan en los primeros puestos?

McLaren sorprende en agua

El experimento de mojar la pista de Montmeló para ensayar con neumáticos de lluvia e intermedios no convenció a casi nadie. Las características del trazado barcelonés, unido al radiante sol que bañó el asfalto durante todo el día, hicieron que la pista no reuniese las condiciones mínimas para obtener datos fiables para Pirelli. Los equipos no acabaron muy convencidos, pero al menos un piloto sí salió sonriendo de oreja a oreja.

Fue Stoffel Vandoorne. El belga rodó en diferentes condiciones, tanto en seco como en mojado, con seguridad y haciendo tiempos más que razonables. Las tandas marcadas por el de McLaren mejoraron mucho las sensaciones de los días anteriores, pero la desidia con la que las escuderías se comportaron con la pista mojada hace que esos buenos pensamientos queden en el limbo. Lo mejor: las 67 vueltas en el día sin tener problemas. McLaren cierra la primera semana de test con un sabor muy agrio en la boca. Aunque este jueves tuvieron una sesión tranquila, primer día con el programa completo, Honda ha decepcionado de nuevo.

Sainz no sale

Toro Rosso tuvo un día para olvidar: sólo una vuelta. Una avería en la unidad de potencia Renault montada en el monoplaza a primera hora dejó a Daniil Kvyat con sólo una vuelta de instalación dada. Para Carlos Sainz, que tenía previsto rodar por la tarde, fue peor aún, porque aunque desde el equipo trabajaron hasta el último instante para sustituir el motor, al final decidieron que era mejor no forzar y dedicarse a estudiar qué y cómo había fallado, de cara a mejorar la próxima semana en la segunda y última tanda de test de pretemporada.