Eddie Irvine: «Vettel es un arrogante; Hamilton y Alonso, también»

Eddie Irvine: «Vettel es un arrogante; Hamilton y Alonso, también»
  • El expiloto de Fórmula Uno ha estrenado la temporada de su canal de vídeos en una web alemana y no ha dejado títere con cabeza. Eso sí, tiene un ídolo

El ex piloto norirlandés Eddie Irvine ha aprovechado la nueva temporada de 'Una copa con Irvine', la sección de vídeos que tiene en el portal alemán Motorsport-Total, para hacer balance del Gran Premio de Australia y no dejó títere con cabeza.

En su opinión, todos los pilotos de Fórmula Uno tienen un defecto común, la arrogancia. Y se incluye como poseedor de esta caracaterística. «Así es como nos comportamos. Yo era así, Lewis (Hamilton) también lo es y echa un vistazo a Alonso.... Estos chicos son arrogantes».

Irvine tiene especial manía a Sebastian Vettel y cree que Lewis Hamilton es el mejor. «Sebastian Vettel es un mocoso engreído y un arrogante. Cuando llegó a la Fórmula Uno con toda la admiración que le rodeaba, su narcisismo se encendió y empezó su arrogancia», detalló.

«Vettel es un buen piloto, pero Michael estaba a otro nivel. Fue bastante excepcional. Aunque le fuera mal, trabajaba con Todt para hacerlo funcionar. Todo el mundo sabía que Michael estaba en un nivel diferente, pero ahora habría que elegir quién es el mejor: Vettel, Alonso o Hamilton. Yo me quedaría con Lewis por una cuestión de gusto personal».

Según el expiloto, de 51 años, la llegada de Fernando Alonso, «un lobo joven», hizo cambiar el panorama de este deporte. «Cuando Alonso llegó, Michael se estaba haciendo mayor. Alonso tenía hambre, pero hasta entonces nadie puso en duda el talento de Schumacher. Nadie podía pilotar tan rápido como él, eso ayudó a Ferrari durante muchas temporadas. Yo sabía que no era tan bueno como Michael cuando éramos compañeros de equipo, veía a Michael hacer cosas impresionantes con el coche, cosas que yo no podía y que nadie más ha podido hacer. En mi época estaba Mika Hakkinen, que parecía mejor que todos nosotros, pero Michael fue de nuevo mejor que él», concluyó Irvine, que pasó por las escuderías Jordan, Ferrari y Jaguar.