Ferando Alonso: «Tenemos los ingredientes para ser campeones, salvo la competitividad»

Ferando Alonso: «Tenemos los ingredientes para ser campeones, salvo la competitividad»

«Me voy a sentar con el equipo para ver cuáles son los proyectos para el futuro y qué expectativas hay para el año que viene», dice el asturiano sobre su futuro

EFE

Fernando Alonso (McLaren-Honda), doble campeón del mundo de F1 (2005 y 2006, con Renault), ha señalado en Monza, sede del Gran Premio de Italia, el decimotercero del Mundial, que en su equipo tienen "todos los ingredientes para ser campeones, salvo la competitividad, que es el principal".

Al recordarle Efe, en su comparecencia ante los medios escritos, que en Bélgica dijo que empezaría a decidir su futuro "a partir de septiembre" y que septiembre arranca este viernes, Alonso bromeó, causando la risa de todos los presentes, al afirmar que se estaba "poniendo nervioso, porque ya estamos a 31 de agosto". "De momento, no hay nada nuevo", prosiguió, ya en serio. "Me voy a sentar con el equipo para ver cuáles son los proyectos para el futuro y qué expectativas hay para el año que viene. Ahora tenemos algunos ingredientes para ser campeones, el equipo mejoró mucho, desde que llegué, en los últimos tres años", comentó.

"Y creo que tenemos el talento y las instalaciones, tenemos todo, pero solo echamos de menos ser competitivos, que es, al fin y al cabo, lo principal", contestó el doble campeón mundial asturiano.

Más información

"Veremos qué dicen los números con miras al año que viene y después tomaré una decisión", indicó Alonso, que, sobre el papel, no espera mucho de este fin de semana, pero que señaló que "hay fines de semana de los que esperas mucho y algo sale mal; y a veces es al revés, algunos en los que esperas poco, resulta que te salen las cosas mejor".

"Las previsiones meteorológicas no están del todo claras y a lo mejor podemos sacar algo positivo de esto", apuntó Fernando este jueves en Monza, donde ha ganado dos veces (en 2007, con McLaren-Mercedes; y 2010, con Ferrari) y donde ninguno de los pilotos en activo ha subido tantas veces como él al podio (seis).

"Pero está claro que este circuito no es el mejor para nosotros. Salimos últimos, porque finalmente cambiamos el motor. Dudábamos si hacerlo o no, pero al final, el equipo me acaba de decir, hace diez minutos, que lo cambian. Creo que es la (especificación) 3.7, así que saldremos desde atrás del todo", manifestó el español, que negó haber dado un ultimátum a su equipo para romper con Honda.

"Eso es absolutamente falso. Lo leí esta semana, pero insisto en que es totalmente falso. No he tomado ninguna decisión aún acerca de mi futuro", apuntó Alonso.

"Y, por encima de todo, yo no soy más grande que un equipo. Somos un millar de personas en McLaren-Honda luchando por el campeonato. Y sabemos que las cosas no van en el camino correcto. No somos lo suficientemente competitivos, después de tres años. Pero todos queremos cambiar esa situación", advirtió. "Yo también, pero sólo soy una de esas mil personas; y probablemente, la menos importante de todas", explicó.

"Porque aunque yo no siguiese aquí, para McLaren es crucial tomar las decisiones adecuadas. Estamos hablando de la segunda escudería más importante de la historia de este deporte, en términos de números y éxitos; somos el equipo que más veces ha ganado aquí... somos McLaren", insistió Alonso, que no sabe la duración de un hipotético nuevo contrato.

"Podría ser de un año, de dos... de tres. No sé cuánto tiempo estaría en F1. De momento me noto mejor que nunca; y más competitivo que nunca. Y puedo seguir pilotando este coche a un gran nivel... quién sabe... hasta que tenga un compañero que sea más rápido que yo", destacó. "Todos queremos lo mismo, que es ser más competitivos", recalcó el ovetense, que preguntado acerca de si este coche puede serlo con otro motor, señaló que "no" sabe, porque él no tiene "esa bola de cristal".

Alonso comentó que se retiró en Bélgica el pasado domingo porque "en Spa hubo una seria de problemas con la unidad de potencia. Hubo fallos en los sensores, había otras cosas que parecían que no iban". "Y después de esos problemas, decidimos retirar el coche; luego miramos cuál pudo haber sido el problema, pero aún no se sabe"; manifestó Alonso, que durante la noche de este jueves rodará en una exhibición en las calles de Milán con el Honda de 1967 con el que ganó en Monza el inglés John Surtees, único piloto en la historia que ha ganado mundiales de motociclismo y de F1.

A pesar de estar en 'territorio Ferrari', o precisamente por eso, en las gradas de recta de meta de Monza aún lucen pancartas de apoyo a "Fernandone", algo que el propio interesado considera "fantástico", al ser preguntado.

"La verdad es que tengo muchos seguidores aquí. Paso mucho tiempo en Italia. Estuve hace unas semanas en Maranello (la factoría de Ferrari). No por ningún motivo extraño, fui a visitar a unos amigos, no por nada que os hubiera dado asuntos de los que escribir", advirtió Alonso, provocando de nuevo la risa de los periodistas, que abarrotaban el 'motorhome' de McLaren en Monza.

"Menos mal que no me vio nadie, porque hubiese sucedido algo malo", contestó a Efe, en clave de humor, el campeón español. "Están celebrando el setenta aniversario de la escudería. Y sé que la semana que viene hay un evento en Maranello. También soy propietario de Ferrari, tengo algunos coches", añadió.

"Es bueno ver a todos los 'tifosi' aquí. Aquí estuve seis veces en el podio, unas veces con Ferrari y otras no. Ésta es, sin duda, una de las carreras más especiales del año. Me alegro de que aún me sigan; y me alegro por ellos", dijo a Efe Alonso este jueves en el templo de la velocidad lombardo.

Fotos

Vídeos