Gran Premio de Austria: Alonso vuelve al motor antiguo, pero no perderá puestos en parrilla

El doble campeón mundial asturiano no podrá disponer de la última evolución del motor japonés

EFE

El ovetense Fernando Alonso (McLaren-Honda) ha tenido que cambiar el propulsor de su monoplaza, regresando a la 'especificación 2' del motor de combustión, por problemas en la MGU-H, lo cuál no conllevará, por fortuna para el doble campeón mundial asturiano de F1, sanción en parrilla en el Gran Premio de Austria, que se disputa en el Red Bull Ring.

Honda, el motorista de la escudería inglesa, anunció este sábado en Spielberg que durante la pasada noche se detectó un problema en el MGU-H -el generador calorífico asociado al turbo- del coche de Alonso, al que se ha cambiado la unidad de potencia por una especificación antigua.

De tal forma, el doble campeón mundial asturiano (2005 y 2006, con Renault), no podrá disponer de la última evolución del motor japonés -la 'especificación 3'-, con la que acabó octavo en los entrenamientos libres del viernes y que teóricamente aportaba 25 caballos de potencia adicionales.

El ovetense dedica el tercer entrenamiento libre, que se disputa en estos momentos, a poner a punto este motor -el que utilizó hace dos domingos en Baku (Azerbaiyán), donde consiguió los dos primeros puntos para McLaren este año- con miras a la calificación, que se disputará a las dos de la tarde (12:00 GMT).

Más información

Fotos

Vídeos