Gran Premio de Hungría

Ricciardo, loco por incordiar

Daniel Ricciardo. /Andrej Isakovic (Afp)
Daniel Ricciardo. / Andrej Isakovic (Afp)

El australiano domina el primer día de libres en Hungría, donde Fernando Alonso y Carlos Sainz se han asentado en el 'top 10'

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Si para McLaren el circuito de Hungría es el más propicio de los que quedan en lo que queda de Mundial, no lo es por casualidad. Las características del trazado magiar dejan en un segundo plano las cualidades de potencia que tienen Mercedes y Ferrari, y este viernes en los libres ya se ha demostrado que puede ser aquí uno de los pocos sitios donde el chasis (siempre su punto fuerte) de Red Bull puede estar un peldaño por delante.

Concretamente ha sido Daniel Ricciardo el que ha tomado el mando. Con un Max Verstappen que no es ni la sombra del que fue en 2016, es el australiano quien está llevando las riendas del equipo austriaco. Este fin de semana quiere sacar provecho de esa pequeña ventaja que tiene sobre Ferrari y, en especial, sobre una Mercedes donde no tienen claro todavía qué camino coger. Ni Lewis Hamilton ni Valtteri Bottas se asomaron por los puestos de arriba, si bien dedicaron la jornada a ensayos largos y no a pensar en un tiempo bueno a una vuelta. No hay que descartarles, ni mucho menos, pero hasta ellos admitieron que no están en una situación soñada para encarar el resto del fin de semana.

Aunque los viernes suelen dejar pocas imágenes destacables, por atrás hubo dos accidentes en el mismo punto del circuito que han puesto en alerta a los comisarios. En la primera sesión fue el probador de Ferrari Antonio Giovinazzi quien, a los mandos de un Haas, se dio contra las protecciones de la temida curva 14. Posteriormente, fue Pascal Wehrlein el que obligó a sacar la bandera roja en el mismo punto, ya en los segundos libres, al dejar su Sauber estrellado contra el mismo punto. Peor le fue al casi despedido Jolyon Palmer, capaz de tener dos accidentes en las dos sesiones y que verá cómo este lunes se monta Robert Kubica en su monoplaza. Ya los hay que, con un cierto toque de humor negro, dicen que Kubica es mejor que Palmer conduciendo con una mano.

Para Fernando Alonso y Carlos Sainz fue una jornada productiva y optimista. Aunque ninguno de los dos brilló con el ansia que le gustaría a sus fans, culminaron la jornada sin problemas (en el caso del asturiano, esto ya es noticia per se) y en el 'top 10'. Las opciones de uno y otro pasan por entrar en esa misma zona este sábado y tener una buena posición de salida el domingo ya que, de momento, ninguno de los dos arrastra penalización.

Alonso habla sobre su futuro

Aunque fue cuestionado sobre su actuación este fin de semana, lo que más jugo tuvo de las declaraciones 'post partido' de Fernando Alonso fue lo que dijo sobre su futuro. El misil que mandó a la línea de flotación de McLaren (y de Honda) fue letal: «Mucho tienen que cambiar las cosas para que siga aquí». No ha lugar a dobles interpretaciones: Alonso está solicitando de manera muy explícita que cambien de motorista para 2018 y le den armas para ganar la próxima temporada.

Tanto es así que ni siquiera se plantea seguir en Fórmula 1 necesariamente. Para Alonso, el mayor hito de esta temporada 2017 ha sido disputar las 500 Millas de Indianápolis, aunque no las acabara. Ese es el nivel de un año que ya es el peor de su carrera deportiva (hasta el momento) y que puede ser el último en la Fórmula 1. Disputar la temporada completa de la IndyCar le atrae, o por lo menos le tienta, y no quiere cerrarse las puertas para 2018 a nada.

Fernando Alonso.
Fernando Alonso. / Zsolt Czegledi (Efe)

Alonso aprovechará las vacaciones que empiezan el lunes para pensar muy bien la decisión. Ahora mismo, se infiere de sus palabras, ni mucho menos está la balanza del lado de McLaren. Mercedes, Renault o la hipotética (y harto improbable) vuelta a Ferrari están rondándole la cabeza, por lo que si los de Woking quieren mantenerle, tendrán que buscar la forma de deshacerse de Honda. Sauber, que iba a ser suministrado por los japoneses, ya ha roto su acuerdo con ellos y se han echado en brazos de Ferrari. Y cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos