El Comercio

MOTOGP

Dovizioso, el noveno ganador

Dovizioso al frente de la carreraq
Dovizioso al frente de la carreraq / AFP
  • Rossi, segundo y subcampeón, con Lorenzo tercero

Hay varios factores que han influido en el devenir del MotoGP de 2016, liquidado en cuanto al campeón a tres pruebas para el final pero que ha mostrado una variedad de ganadores en carrera difícil de ver en campeonatos de motor. Por un lado, las nuevas normas, que han igualado un poco las cosas, sobre todo entre las grandes marcas. En este curso casas como Suzuki o Ducati han crecido, puede que no hasta el punto de meterse en la refriega de la pelea por el Mundial de pilotos, la máxima expresión de la regularidad, aunque en eso cuentan mucho los propios deportistas. Es por esto que Ducati ha dado el paso de poder contratar a Jorge Lorenzo, una de las figuras del campeonato, aunque por otra parte Suzuki pierda a Maverick Viñales, un, sobre el papel, potencial ganador del campeonato. Cuestión de galones. El caso es que Ducati y Suzuki están y por eso pueden ganar carreras.

El segundo factor influyente este año ha sido el de la climatología, que siempre abre posibilidades a pilotos que no suelen brillar delante. La victoria de Andrea Dovizioso en Malasia fue la combinación de ambos, y la que hizo que MotoGP inscribiese a su noveno ganador en 17 grandes premios, en una temporada con dieciocho pruebas que tendrá su final en Valencia el próximo 13 de noviembre. «Es increíble. Esta mañana desayunando estaba hablando con Carmelo Ezpeleta, estábamos en el mismo hotel, y le he dicho: ‘Si gana Dovizioso estarás contento por el campeonato’». El que así hablaba después de la carrera era el campeón, Marc Márquez, undécimo en Sepang después de una caída cuando rodaba cuarto. Su segunda pifia después de cerrar el título y cuando anunció aquello de que en las últimas pruebas se iba a ver al Márquez de toda la vida.

«Yo creo que el reglamento ha sido un acierto, aunque también ha habido un poco de suerte porque ha habido muchas carreras en agua, y medio con agua, y esto ha variado mucho los resultados», afirma Máquez. El primer triunfo de Cal Crutchlow, el logrado por Jack Miller… Y ahora el de Dovizioso, aunque el italiano es uno de esos pilotos con buen cartel en el campeonato. Un campeón del mundo que ha pasado antes que por Ducati por Honda y por Yamaha y que tiene fama de ser un excelente desarrollador de motos, un piloto fino en la puesta a punto que da información muy útil a los ingenieros. En Sepang y, pese a que el agua pueda dar a entender que las circunstancias se habían aliado con él, logró ganar siete años después de su primer triunfo en MotoGP por poderes, en una carrera en agua en la que no falló ninguno de los que estaban por delante de él, en una carrera rápida por lo menos en lo que respecta a los de cabeza.

«La carrera iba bastante bien. Estaba sufriendo un pelín en una parte de la carrera y creo que cuando se ha empezado a secar tanto Crutchlow como yo hemos empezado a sufrir un poquito más. Primero se ha caído él y luego detrás he llegado yo porque al final yo creo que estábamos perdiendo demasiado en aceleración y ya aquí tanto en pretemporada como este fin de semana sufrimos, tanto en agua como en seco, y al final he cometido un error en la curva once…», reconoció el catalán.

Batalla Iannone-Rossi

Márquez falló después de Crutchlow, lo que dejó solo a Lorenzo en el cuarto puesto, hasta que un impulsivo Iannone, que desde el inicio había decidido mantener una infructuosa pelea con Rossi por encabezar la prueba, se fue al suelo. «La batalla entre Iannone y Rossi es de las típicas batallas que hace Iannone», explicó Dovizioso. «Rossi no estaba muy contento con esto. Lo hemos hablado. Pero Iannone es así, pelea de esta manera», dijo el ganador de Sepang. Una refriega que le permitió mantenerse en la pomada en la primera mitad de la prueba, tramo en el que más estaba sufriendo, y que le sirvió para entender la situación de carrera y atacar al de Yamaha para sumarse al grupo de ganadores de 2016 y, de paso, alargar aún más la sequía de triunfos de la marca azul. «En cuanto pasé a Iannone he intentado ir detrás de Valentino. Afortunadamente, él no tenía ninguna de las cartas positivas que sí tenía al inicio de la carrera, así que ha cometido errores. En ese punto yo tenía el poder de hacer lo que quería», reconoció Dovizioso. Pese a esto, el segundo puesto de Rossi le permite lograr el subcampeonato de MotoGP, algo que se había marcado como objetivo, aunque su consecución llegase con el amargor de la derrota ante su compatriota: «Pensaba que iba a lograrlo, pero cuando ha empezado a haber menos agua sobre la pista han llegado los problemas con los neumáticos, he tomado algunos riesgos y sentía que los neumáticos empezaban a ir al límite».

Por detrás y, pese a no completar una carrera muy brillante, Lorenzo dio por bueno volver a subir a un cajón en agua, después de los problemas que ha tenido a lo largo del año con los nuevos Michelin en estas condiciones. «He tenido esa suerte de tener las únicas caídas de la carrera delante de mí, porque la carrera ha sido más bien discreta», reconoció el mallorquín, que una vez perdido el segundo puesto ha conseguido aumentar su margen respecto a Viñales: «El resultado es bueno. Un podio más, y tengo la tercera posición de la general un poco más cerca». El último reto será el de Valencia, el del improbable décimo ganador y el circuito que cerrará un intenso año que abrirá otro aún más intenso en los primeros tests de 2017 que comenzarán el 15 de noviembre.

Temas