MotoGP

«Cuando me encuentro a gusto sí que puedo atacar»

Marc Márquez./Efe
Marc Márquez. / Efe
Marc Márquez

El español, líder del Mundial, obtuvo con autoridad una pole con la que puede aumentar las diferencias con sus perseguidores

De nuevo voló Marc Márquez, mostrando su mejor versión de los entrenamientos oficiales. Una pole sideral desde la que podrá pelear por consolidar su liderato en la general de MotoGP.

La primera vez que se baja aquí con una moto de los dos minutos. ¿Cómo lo ha hecho? Ha estado a punto de irse al suelo. ¿Se siente como en 2014?

Bueno, cuando me encuentro a gusto sí que puedo atacar fuerte. Por ejemplo, ayer intenté atacar y no me sentía del todo a gusto y me caí. Este circuito tiene muchos puntos críticos. No me esperaba, honestamente, llegar a 1’59” porque noto bastantes baches en la pista, la moto se mueve, ya lo veis por la tele. Pero a una vuelta con neumáticos nuevos siempre he tenido este potencial, y también a nivel de ritmo no estoy nada mal, así que veremos mañana. En el oficial ha habido varios momentos pero al final me dijo un amigo, que en paz descanse, que las motos de carreras se mueven. Y se mueve bastante.

¿Quién era ese amigo?

Era José Vidal, un profesor de Monlau. Yo estaba en el campeonato de España, era muy pequeñito, y siempre decía ‘la moto se mueve’. Y él era el técnico de mi compañero de equipo, de José Carrión, que está en el Estrella Galicia de Moto3. Y un día me lo dijo: ‘Marc, no olvides nunca esta frase: las motos de carreras se van a mover siempre’.

Se mueve mucho, hay muchos baches y serán muchas vueltas. ¿Tiene el ritmo necesario para aguantar, también físicamente, sobre todo si hay pelea?

Sí, al moverse más la moto aparentemente que las Yamaha y las Ducati, físicamente requiere más. Pero no es nada nuevo, durante la temporada ya he ido lidiando un poco con este problema y físicamente me siento muy bien, así que espero que no sea un problema. Después, a nivel de ritmo, las vueltas que he dado tanto ayer como hoy no están mal, pero faltará por ver la temperatura, el desgaste de los neumáticos, si es una carrera muy rápida o lenta. Creo que hay cuatro o cinco pilotos, especialmente los cuatro primeros del campeonato e incluyo a Cal, que pueden optar por la victoria.

Ha dicho los cuatro primeros de la general, pero no contamos con Rossi, por lo que él ha dicho…

¿Cómo que no? Sí que está para ganar (Risas). Yo le cuento.

Él sigue sin pensar en el campeonato. Le hemos preguntado por ello. ¿Es un lobo con piel de cordero?

No, al final cada uno intenta gestionarse de la mejor manera, afrontar las carreras de una forma o de otra, pero si hoy empuja y es capaz de hacer 2’00”0, a menos de una décima de mi tiempo, que ha sido muy rápido, creo que quiere decir que está preparado.

¿Pero qué rival tiene más peso para mañana?

El que más peso… Honestamente, viendo los ritmos, Cal está muy bien. Crutchlow está muy bien y creo que Maverick tiene muy buen ritmo. Luego están Valentino y Dovi, que quizás no están tan, tan fuertes, pero que estarán ahí en la lucha.

¿Le gustaría que Honda le dijese a Crutchlow que mañana tuviera en cuenta que el Mundial está muy apretado? Siendo compañeros de fábrica…

No creas, a veces es peor eso… Al final cada uno tiene que hacer su carrera, somos pilotos de MotoGP, intentaremos dar el cien por cien, y juega en casa. Y está claro que lo dará todo. Nosotros tenemos que estar centrados en lo nuestro, intentar sacar el cien por cien, y si me encuentro cómodo y veo que hay opciones de victoria está claro que lo intentaré. O por lo menos intentar estar en el podio. Lo mejor es que una vez más, en un circuito completamente diferente, estamos al nivel de los mejores y siendo constantes.

La carrera del año pasado fue muy divertida vista desde fuera. ¿Le sirve de algo? Supongo que no le valdría una carrera como aquella…

No, no me valdría. Al final la del año pasado sí, fue una carrera muy divertida, pero fue una carrera donde aprendí muchas cosas.

¿Como qué?

Como que me fui largo en un sitio en el que tenía que haber tenido un poco más de paciencia. Al final toca atacar, pero atacar en los momentos justos y en los precisos. Veremos cómo va, pero sí que el año pasado fue bastante bien, aunque iba un poco al límite con el neumático de delante. En este me encuentro un poco mejor y espero que lo gestionemos de manera diferente.

Fotos

Vídeos