Pasión sobre ruedas en Ibias

Los 260 equipos tuvieron que afrontar pistas y senderos con diferentes niveles de dificultad./C. T. I.
Los 260 equipos tuvieron que afrontar pistas y senderos con diferentes niveles de dificultad. / C. T. I.

Un millar de seguidores se acercó para disfrutar de los quads y las motocicletas

Hugo Velasco
HUGO VELASCOGijón

La pasión de ocho intrépidos aficionados por las motos y los quads hizo que en el año 2012 naciese el Chasss Team Ibias y, paralelamente, la Ruta San Antolín de Ibias, que cumplió este pasado fin de semana su quinta edición y en la que tomaron parte doscientos sesenta equipos.

Con el único objetivo de poder disfrutar con sus vehículos de los grandes parajes que ofrece la zona occidental del Principado, el Chasss Team, que cuenta actualmente con veinte miembros, planteó para este año una novedosa ruta de ciento sesenta kilómetros por pistas forestales y cortafuegos del concejo de Ibias, en la que se podían encontrar zonas delimitadas según la dificultad: extrema, media o baja, con opciones para quads, motos y rutas alternativas para superar los obstáculos.

Para que la jornada funcionara a la perfección, el trabajo se inició meses atrás con las labores de adecuación del recorrido, lo que permitió, como en ediciones anteriores, recuperar senderos y pistas que estaban totalmente impracticables y abandonados, lo que demuestra la gran labor que tiene para el resto de vecinos esta prueba anual.

Con la organización de la ruta se recuperan sendas y pistas abandonadas

Una cita la de este año que superó de largo las previsiones de los organizadores al traer consigo la presencia de más de un millar de seguidores en el concejo, con el correspondiente beneficio para los negocios, que vieron así recompensando su apoyo en la celebración de la actividad. Pero no todo iba a ser esfuerzo y deporte, ya que, en la noche del sábado, se puso el broche a dos días de actividad con la celebración de una gran verbena, en la que actuaron el Grupo Tekila y el Dúo Impacto.

Un día antes, los más de doscientos participantes, entre los que se encontraban equipos procedentes de las vecinas Galicia y León, tomaron acomodo en la Escuela Hogar del CPEB Aurelio Menéndez de Ibias para adaptarse a la que sería su residencia durante el fin de semana, ya que en el precio de la inscripción, de cincuenta y cinco euros, se incluía el alojamiento así como el desayuno, comida y cena, todos ello en el propio centro educativo.

Ya el sábado, con los primeros rayos de sol, a pesar de que el cielo amaneció cubierto, y sin que la lluvia hiciera acto de presencia, dio comienzo la quinta edición de la ruta, con la ilusión de los pilotos por disfrutar de una buena jornada de motor entre la naturaleza.

Las pistas de enduro por las que transcurría el recorrido se encontraban en algunas de sus zonas totalmente embarradas a consecuencia de las lluvias que cayeron en las últimas semanas en el Principado, por lo que los 'riders' se tuvieron que emplear a fondo para poder superar los obstáculos. Incluso aficionados o miembros de otros equipos no dudaron en pararse para ayudar a los que supuestamente eran sus rivales, pero, en esta ocasión, la competición era lo de menos y lo que premiaba era la práctica de una pasión como es la de las motos o los quads.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos