FÓRMULA-1

El milagroso regreso de Kubica a la Fórmula-1

Robert Kubica. / EFE

El polaco, apartado desde su grave accidente en 2011, admite que hay «un 80 o 90%» de opciones de subirse de nuevo a un F-1

J. A. MADRID.

El eventual regreso de Robert Kubica a la Fórmula-1 ha sacudido los cimientos del Mundial. El polaco, alejado de los grandes premios desde 2011 a causa de un grave accidente mientras participaba en un rally en Italia, ha cifrado en «un 80 o 90 por ciento» sus opciones de volver a subirse en un monoplaza para disputar el campeonato.

Las palabras de Kubica a la revista británica 'Auto Express' se producen un mes después de que el polaco participara en un test privado en Cheste al volante de un Lotus Renault E20 de 2012. Aquel día Kubica logró completar 112 vueltas al trazado levantino y dejó buenísimas sensaciones. Según la BBC, superó los tiempos del ruso Sergei Sirotkin, mientras que en el simulador ha conseguido registros similares a los de Nico Hulkenberg.

«Si me hubieras preguntado antes del test, te diría que mis posibilidades de volver eran de un diez por ciento. Mi pensamiento aquel día era saber si de verdad podía hacerlo o si tenía que cerrar la puerta de la F-1 para siempre. Ahora, con los pies en la tierra, lo pondría en un ochenta o noventa por ciento», expresó el polaco Kubica.

Esta noticia viene acompañada de otra que aumenta la rumorología. Kubica volverá a gozar de un test privado con Renault, posiblemente el próximo mes, sin que aún haya trascendido el lugar, lo que aumenta los rumores de que en la escudería francesa tengan al polaco como primer candidato a ocupar el asiento de Jolyon Palmer, cuyo rendimiento está siendo muy discutido.

Aun así, Kubica admite que aún necesita tiempo, por lo que no aceptaría entrar inmediatamente en el Mundial: «Si me llaman por teléfono y me dicen que corra la próxima carrera, no lo haría. Sería una locura. Sería difícil decir que no, por supuesto, pero siento que debo ir paso a paso. Estos meses han sido lo más felices de los últimos seis años para mí y acelerar el regreso podría provocar que las cosas fueran mal de nuevo».

Robert Kubica corrió durante cinco temporadas en la F-1, en las que consiguió una victoria (Canadá 2008), una pole (Bahrein 2008) y doce podios. Poco antes del inicio del Mundial 2011 sufrió un grave accidente al volante de un Skoda Fabia mientras tomaba parte en el Rally de Andorra, en Italia. Su mano izquierda quedó seriamente dañada.

En 2007, en Canadá, había sufrido uno de los accidentes más pavorosos de la última década, cuando su BMW Sauber prácticamente se desintegró tras chocar contra el muro y salir por los aires hasta acabar estrellándose contra las protecciones.

Temas

F1

Fotos

Vídeos