«Vamos a estar en la pelea», asegura el piloto ovetense

Fernando Alonso vuelve a sonreír y eso pese al susto matutino con la rueda que se perdió en plena tanda. El panorama es otro, hay coche y el piloto lo nota. «He tenido buenas sensaciones, aunque el tiempo no ha acompañado. Lo de la mañana ha sido culpa de una tuerca, pero el motor se siente bien. Vamos a estar en la pelea. Hay que optimizar muchas cosas aún. El asfalto está perfecto. Agarre alto y sin baches. Ojalá este año haya más competición», indicó nada más bajarse del coche.

«Es difícil saber cómo va el coche el primer día, además ha sido un poco extraño, con lo de la mañana y el frío increíble por la tarde, pero de los que han rodado estamos bien en cuanto a competitividad y tengo una sensación diferente a los últimos años», prosiguió el ovetense, consciente de que su propósito en los próximos meses es «intentar entender el coche lo mejor posible, ponerlo en una configuración que sepamos que funciona en sus mejores prestaciones, encontrar la dirección a tomar para llegar a Australia al 100%». Sobre las dudas que siempre pueden surgir en el arranque, Alonso insiste en que no tiene razones para ser pesimista. «Sabiendo el chasis que teníamos no veo motivo para no ser competitivos esta temporada», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos