Pesca

La temporada de la recuperación

Daniel del Valle, a la izquierda, con Antón Caldevilla y José Luis Vega Tomás, en El Brezu (Sella), donde hoy intentará sacar el campanu. / JUAN LLACA
Daniel del Valle, a la izquierda, con Antón Caldevilla y José Luis Vega Tomás, en El Brezu (Sella), donde hoy intentará sacar el campanu. / JUAN LLACA

La jornada inaugural de hoy espera un campanu madrugador y cotizado al pagarse 9.500 euros el año pasado y mostrar una clara revalorización | El caudal de los ríos permitirá elevar el nivel de capturas tras un año de transición

J. L. CALLEJA GIJÓN.

Los ríos asturianos abren una temporada salmonera que invita a la esperanza de cara a la recuperación de la especie. Con respecto al curso pasado, en el que la sequía fue la nota predominante, hay asegurada agua hasta mediados de julio cuando se cierre la veda. A ello se une el hecho de que en el último lustro las repoblaciones han sido más intensas que nunca, especialmente este año en el Narcea, el gran río salmonero por excelencia junto al Sella. Así las cosas, el ciclo vital del salmón en la próxima década parece asegurar el éxito, al menos en las cuencas fluviales más importantes del Principado. Además, este año, el abundante caudal permitirá recuperar la media del millar de capturas de la última década .

Pero en la jornada inaugural de hoy lo importante y lo que centrará la atención será la captura del campanu, el primer salmón que se capture en los ríos asturianos. A las 7.15 horas se levanta la veda de Occidente a Oriente (Eo, Esva, Narcea, Sella y Cares) y serán numerosos los pescadores y ribereños que lo intentarán desde primera hora.

Lo característico de los últimos años ha sido la rapidez con la que ha salido el preciado botín. Y es que a los pocos minutos de abrirse la veda se han presentado en el precinto correspondiente quienes lo han pescado, sin olvidar que incluso en 1996 se produjo uno simultáneo cuando el cangués José Manuel Mori Cuesta 'el Marqués', en el coto Piedra Blanca del Esva, y su paisano Tatariti, en el Puente Romano del Sella, lo consiguieron al mismo tiempo.

Así las cosas, la captura del campanu se ha convertido en una auténtica carrera desde el río hasta el centro de precintaje correspondiente.

Más información

Pese a que el nivel de aguas dificultará un tanto la pesca del primer salmón de la temporada, el hecho de que se abra la campaña con la primavera avanzada, tras casi un mes con la modalidad sin muerte, asegura la presencia de muchos salmones en los cursos de los ríos.

En relación a la subasta del campanu, en el Narcea se efectuará, como es habitual, en el Monasterio de Cornellana, donde se cumplen veinte años de su feria. Si se echa a tierra el primer ejemplar antes del mediodía, será a la una de la tarde, mientras que, si sale después, tendrá lugar a las seis, hora en la que está prevista la puja del Sella, que se desarrollará en el Puente Romano de Cangas de Onís.

El precio del mismo se ha revalorizado tras la crisis de 2008, porque el año pasado se pagaron 9.500 euros. El Restaurante As de Picas del Casino de Asturias, que tiene el récord en 18.000 euros, cantidad que pagó en 2007.

La normativa se mantiene. La veda sigue los lunes y los jueves, salvo festivos, y los cotos parciales -zonas libres que se pagan como reservas- funcionarán los martes y miércoles, mientras que desde el fin de semana se podrá pescar en todo el río. El cupo será de un salmón por día y pescador hasta completar cuatro. En cuanto a los cebos, a partir del 16 de junio, ya solo se utilizará la mosca. Y, tras cerrarse la pesca con muerte el 15 de julio, se podrá practicar la modalidad sin muerte hasta el 31.

Las únicas novedades serán que los menores podrán pescar bajo la tutela del titular, al que se le adjudicará el salmón si la logra el niño. Asimismo, ya no hay obligatoriedad de devolver los salmones de 75 centímetros al río como en 2017 y en los precintos se debe declarar el lugar en donde se realizó la correspondiente captura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos