El Comercio

La 'carreñomanía' se desata

Algunos de los jóvenes pintaron en su cara el nombre de Carreño para mostrarle su apoyo.
Algunos de los jóvenes pintaron en su cara el nombre de Carreño para mostrarle su apoyo. / PURI CITOULA
  • Los alumnos de la escuela de tenis grupista muestran su apoyo a Pablo Carreño ante la final de dobles de esta tarde del torneo estadounidense

  • Medio centenar de jóvenes envían al tenista gijonés sus mensajes de ánimo

La 'carreñomanía' ha invadido, más aún si fuese posible, las instalaciones del Grupo Covadonga. El buen papel realizado en el Abierto de Estados Unidos por el tenista gijonés, forjado en la polideportiva entidad de Las Mestas, ha generado una notable respuesta por parte de los jóvenes tenistas de la escuela grupista.

Medio centenar de alumnos mostraron ayer todo su apoyo a Pablo Carreño, con vistas a la inminente final del Abierto de Estados Unidos que disputa hoy en dobles junto a su compañero Guillermo García-López frente a Jamie Murray y Bruno Soares. Se trata de la primera final de un Grand Slam a la que llega un tenista del Principado y la expectación se ha dejado notar en las instalaciones grupistas.

Equipados con pancartas, los jóvenes tenistas enviaron mensajes de ánimo para Pablo Carreño, a quien comparan (con el lógico favoritismo local) con algunos de los números uno del panorama internacional. «Tiene un buen tenis y es igual de bueno que Rafa Nadal», asegura Juan Fernández, uno de los jóvenes grupistas de la escuela, mientras que Darío González espera «que gane la final».

«¿Contra quién va a jugar la final?», pregunta alguien en medio del revuelo formado en la pista de tenis número 8 del Grupo. «Contra el hermano de Murray y Bruno Soares», le responde Lucas Descalzo, que se muestra buen conocedor del deporte.

Rotuladores de colores y cartulinas fueron las improvisadas herramientas que los jóvenes utilizaron para escribir los mensajes de apoyo. «Suerte Pablo», «Somos tenis, somos Grupo, somos Pablo», «Vamos Pablo, el Grupo está contigo», «Pablo, a tope a por el Open» y «Vamos Pablo» son los eslóganes que ya han cruzado el charco de Gijón a Nueva York, donde se disputa el torneo, uno de los cuatro 'grandes' del tenis mundial.

Todos los alumnos de la escuela coinciden en apuntar las virtudes del 'raqueta' gijonés, a quien muchos de ellos ya han visto en persona en las instalaciones grupistas. Mateo Polledo indica que «es muy buen jugador y atrevido», mientras que su hermana Jimena añade que «Carreño es muy luchador». Por su parte, Natalia González explica que «Pablo juega muy bien» y Sara Mesa lo resume así: «Es un jugador completo».

Para Inés Alonso, Carreño es su jugador favorito y reconoce que de mayor le gustaría «jugar a gran nivel como él». Una idea en la que también inciden otros muchos jugadores, como Pablo González, Miguel Botana, Carlota Pérez-Espinosa y Andrés Rodríguez. Aunque todavía lo ven como algo lejano, ninguno de ellos descarta seguir sus pasos. «No sé si a esos niveles, pero, al menos, competir bien sí», confiesa Paula Rodríguez.