El Comercio

Tercera corona para Carreño

fotogalería

El tenista gijonés celebra junto al balear el punto definitivo del encuentro. / EFE

  • El asturiano, con el balear, venció en su novena final de este 2016, sexta en dobles, al estadounidense Sock y al australiano Tomic

  • El gijonés gana con Nadal en el Abierto de China su segundo torneo ATP de dobles en el que ya es su mejor año

Pablo Carreño (Gijón, 1991) suma un éxito más a este 2016 de ensueño. Con Rafa Nadal como pareja, el tenista asturiano firmó ayer en el Abierto de China su segundo título de dobles y el tercero de su carrera deportiva. La pareja formada por el jugador gijonés y el balear se impuso en la final del segundo torneo de su gira asiática al australiano Bernard Tomic y al estadounidense Jack Sock por 6-7 (6), 6-2 y 7-6 (8) en una hora y 29 minutos.

El tenista gijonés aterrizó en un gran momento en Beijing después de haber disputado dos victorias consecutivas a mitad de pista y con dos compañeros distintos, lo que dar más valor todavía al triunfo conseguido. No hay que olvidar que en el Open USA jugó con Guillermo García-López y en Chengdu lo hizo con el polaco Maryusz Fyrstenberg.

Nadal y Carreño, en un intenso partido, trataron de evitar el punto de oro o la muerte súbita en el 'tie break' en el primer set, por lo que no rompieron el saque de Sock en el séptimo. Así, en el décimo asalto, en el momento que el gijonés sirvió para anotarse la manga inicial y tras una ventaja de 5-3, cedió su servicio. Se llegaba de nuevo a las tablas. Sin embargo, después, en el desempate, el dúo español desperdició una renta de 5-2 y la primera pelota de set con 6-5. Sock y Tomic, en cambio, no fallaron.

En la segunda manga, Nadal y Carreño se adelantaron en el marcador (4-2) después de otra rotura, aunque esta vez aumentaron su diferencia en su siguiente servicio y se hicieron con el set al resto (6-2).

Sock y Tomic empezaron lanzados en el desempate del tercero (3-0), pero los españoles remontaron (4-4) y, poco a poco, incrementaron su ventaja hasta cerrar la victoria (10-8).

La hazaña de ambos, que marcaron las diferencias con sus reflejos, se cimentó fundamentalmente con la victoria frente a los terceros favoritos, el indio Rohan Bopanna y el canadiense Daniel Nestor, en octavos de final, y, después, en las semifinales, ante los gemelos estadounidenses Mike y Bob Bryan, toda una leyenda en dobles.

Con esta victoria de Nadal y Carreño, España acumula este año los mismos títulos ganados en individuales que en dobles, algo que hace historia.

En Shanghai, con Simon

Pablo Carreño se enfrentará mañana en Shanghai a Gilles Simón (30 ATP), al que ganó en Estoril. En parejas, el gijonés tomó la decisión de no jugar en este Masters 1.000.

Por otra parte, en individual, el británico Andy Murray, favorito y número dos del mundo, cumplió con los pronósticos y ganó al búlgaro Grigor Dimitrov, por 6-4 y 7-6(2).

En su tercera participación en Pekín, Murray se alzó con el título, el quinto de esta temporada y el 40 de su carrera, en un partido en el que necesitó casi dos horas para doblegar la resistencia de Dimitrov.

En el dobles femenino, la americana Bethanie Mattek-Sands y la checa Lucie Safarova ganaron a las favoritas, las francesas Caroline Garcia y Kristina Mladenovic, por un doble 6-4.