El Comercio

El jugador gijonés pierde un puesto en el ránking mundial

Pablo Carreño se mantiene en el una semana más entre los más destacados tenistas del planeta, pero pierde su mejor ránking del año tras caer eliminado en Shanghai en la primera ronda con el francés Simon. Su derrota en este torneo asiático le hizo perder un puesto en la clasificación individual, al bajar al número 36 del mundo.

Su ausencia en los dobles en Shanghai, lo que decidió con su primer entrenador Samuel López, le hizo caer tres puestos en esta modalidad. Tras escalar a la posición 25 de la clasificación mundial figura ahorta en la 28.

Carreño espera sumar varias victorias en esta Kremlin Cup, que le pueden acercar o, incluso, mejorar su mejor ránking. Pero el gijonés, que a este torneo acudió en compañía de su segundo entrenador, César Fábregas, no tiene prisa porque después tendrá nuevas oportunidades en las citas de Basilea y París. El gijonés acumula nueve finales y en lo que queda por disputar ambiciona alcanzar alguna más.