El Comercio

El gijonés Pablo Carreño.
El gijonés Pablo Carreño. / AFP

Carreño saca su esencia para doblegar a Melzer

  • El tenista gijonés accede a octavos de final en la Kremlin Cup, donde le aguardará el ganador del partido Khachavoz-Dzumhur

El deporte del tenis, por lo general, aparece aderezado de un cierto toque de glamour y sofisticación. Pero eso es cosa de los inquilinos de las gradas y palcos. No para los currantes de la pista y, aún menos, en días de intensa labor de trabajo como el que ayer vivió Pablo Carreño.

El jugador formado en el seno del Grupo Covadonga (36 del ránking mundial) sigue grabando en oro este año 2016 ya inolvidable. Carreño, eso sí, no lo tuvo sencillo ante el austríaco Jurgen Melzer, clasificado de la fase previa y 451 ATP, en el estreno del gijonés en el cuadro individual de la Kremlin Cup.

No obstante, el tenista asturiano mantiene su línea ascendente y, tras un primer set saldado en su contra, dio la de cal en los dos siguientes y dejó fuera del torneo a su rival austríaco por 3-6, 6-3 y 7-6 (2) en dos horas y dieciocho minutos. Con su billete a octavos de final ya en el bolsillo, aguarda nuevo rival. Será el ganador del duelo entre el ruso Karen Khachanov y el uzbeko Damir Dzumhur.

El primer set tuvo claro color austríaco. Jurgen Melzer, proveniente de la fase previa, pero un ex 'top-10' que trata de recuperar puesto tras una notable lesión, impuso un tenis contundente que sorprendió a Carreño, que perdió hasta tres servicios, lo que le condenó (3-6).

Sin embargo, las cosas cambiaron en el segundo set. Fue entonces cuando se vio al tenista gijonés espléndido, agresivo y valiente con la pelota. Carreño no solo aguantó su servicio, sino que puso en aprietos a su rival, al que terminó superando por 6-3.

En el decisivo set, la igualdad fue máxima. Dos roturas de servicio para cada uno de los tenista hasta alcanzar el 'tie break'. Llegado ese momento, Carreño no dio ninguna opción al austríaco (7-6 (2)).

El cuadro del gijonés le depara, en individuales, un duelo con el vencedor del enfrentamiento entre el ruso Karen Khachanov y el uzbeko Damir Dzumhur, que se jugará hoy. Mañana debería ser el turno para su compromiso, junto a Granollers, de dobles ante la pareja formada por Medvedev y Rublev. Pero este queda en el aire para el asturiano ya que su compañero Granollers abandonó ayer la competición de manera prematura por una lesión en el abductor.

Carreño, de esta manera, se convierte en tercer español que se mantiene en la competición, junto a Roberto Bautista y Albert Ramos.