El Comercio

Pablo Carreño, en su domicilio, con los trofeos que ganó en la primera parte del año.
Pablo Carreño, en su domicilio, con los trofeos que ganó en la primera parte del año. / PALOMA UCHA

tenis

«Ya soy un tenista a tener en cuenta»

  • «Valoro más el triunfo de Winston Salem, pero el de Moscú fue especial. Está siendo un año bonito y exigente y tengo ganas de ir a Gijón a descansar»

  • Pablo Carreño Busta Jugador profesional del Circuito ATP

Pablo Carreño (Gijón, 12 de julio de 1991), tras lograr su segundo torneo individual en Moscú el pasado domingo y alcanzar el puesto 32 del mundo, se ve ahora capaz de ganar este tipo de torneos -ATP 250 y 500-, a la vez que mejora como tenista. Considera que el torneo de Winston Salem tiene mayor valor, al ser el primer individual que ganó, aunque el de la capital rusa fue «especial». Con la clasificación por ránking en la mano para el Open de Australia 2017, espera aún subir algún peldaño más en el ránking mundial en los dos torneo que le quedan (Basilea esta semana y París la próxima), aunque espera pronto volver a casa tras un año que será inolvidable para el gijonés.

¿Cómo asimila la consecución de este segundo título individual?

Si me lo dicen a principios de año no me lo creería, pero la verdad es que en estos momentos sí que me veo capaz de ganar estos torneos. Y, por supuesto, estoy muy contento por este resultado y por ver cómo sigo mejorando como tenista.

Curiosamente las dos finales que ganó en individual fueron con remontada.

Las dos finales fueron dando la vuelta a un set en contra a rivales muy buenos. Y eso dice mucho de la fuerza mental y de la confianza con la que estoy ahora mismo.

¿Qué título valora más este de Moscú o el de Winston Salem?

Obviamente el de Wiston Salem al ser el primer torneo ATP individual que gané, ya que para mí tiene un sentimiento muy especial, pero este que logré ahora en Moscú también me hace muchísima ilusión.

En caso de no haberse lesionado Marcel Granollers, ¿pudo haber hecho doblete en dobles?

Fue una lástima la lesión de Granollers. Íbamos de primeros favoritos en el torneo de dobles y creo que podíamos haber hecho un gran resultado. Aunque también es verdad que los partidos de individual fueron muy exigentes y quizás el haber jugado el dobles me hubiera perjudicado un poco.

Todo el mundo está asombrado con este Pablo Carreño de 2016. ¿Cuál fue el punto de inflexión para cambiar tanto en las pistas?

Sin duda el cambio de entrenadores me ayudó mucho. Fue una decisión difícil de tomar, pero con el tiempo se esta viendo que era la correcta. Tanto Samuel como César han influido mucho a llevar a cabo ese cambio de mentalidad que necesitaba para seguir progresando. -¿Nota ahora que sus rivales le ven de otra manera?

En el circuito nos conocemos todos y está claro que cuando ves que un jugador hace resultados que antes no hacía y que mantiene una regularidad durante todo el año, lo respetas más. Y en este caso sí que mis rivales me han empezado a tener más en cuenta.

Parece que da saltos de gigante, primero jugador de mayor progresión y ahora pasa del 50 al 30

El año que me dieron ese premio, en 2013, fue muy bonito y empecé a dar mis primeros pasos como profesional. Creo que esta temporada es algo diferente, ahora lo que estoy consiguiendo es consolidarme como un tenista a tener en cuenta y con opciones de seguir progresando.

¿Cómo lleva ahora el rol de ser un 'top 30' y de estar en el candelero en este final de año ?

Pues se traduce en que tengo poco tiempo para descansar y para probar la pista y mañana (por hoy) ya tendré que debutar en Basilea, pero ojalá me pusiera ese reto cada semana. No sería mala señal.

Y mañana contra Verdasco...

No será un partido fácil, es un jugador que tiene mucha experiencia.

Y hoy en dobles con Lorenzi, su duodécimo compañero. Parece que todos quieren ser su pareja por su gran adaptación y resultados.

El dobles esta semana lo dejaremos en un segundo plano. Jugaré mañana (por hoy) con Lorenzi contra Klaasen y Ram. Físicamente estoy un poco cansado ya de toda la temporada y aprovecharé estos dos últimos torneos para centrarme en el individual.

¿Tiene predilección por algún jugador en particular?

La verdad es que cuando juego con alguien es porque tengo buena relación con él y me lo paso bien. Así que no tengo predilección por ninguno en especial, aunque con Guillermo García-López sí que hablamos de jugar más asiduamente y con Nadal siempre es especial jugar.

¿Qué objetivos se ha marcado en estos dos torneos finales del año?

El objetivo es mejorar el ránking individual todo lo posible, pero la meta de ser cabeza de serie en Australia el próximo año está cumplido.

En Gijón y Asturias le sigue muchos aficionados y el tenis parece que ahora tiene más relevancia. Imagino que tendrá ganas de disfrutar en casa con el gran botín logrado tras un año duro en intenso

Sé que en Gijón y en el resto de Asturias hay mucha gente pendiente de mí y solo puedo agradecerles el apoyo y los mensajes de ánimo que me mandan. Tengo muchas ganas de ir a casa, pues es siendo un año muy bonito, pero también muy exigente y necesito descansar, disfrutar de mi familia y amigos y desconectar un poco para preparar el próximo año.