El Comercio

Pablo Carreño, durante su partido ayer en París.
Pablo Carreño, durante su partido ayer en París. / EFE

Tenis

Pablo Carreño avanza en París

  • El gijonés ganó de nuevo a Fognini en menos de una hora de partido y se enfrenta ahora al canadiense Milos Raonic, número cinco del mundo

Pablo Carreño estrenó su mejor ránking mundial (31 ATP) con una incontestable victoria sobre Fabio Fognini (49 ATP): 6-3 y 6-1 en solo 52 minutos. Así despachó el gijonés su primer partido en la primera ronda del Paribas Másters 1000 de París, que se disputa a lo largo de esta semana. Es la segunda vez en menos de dos semanas que Carreño derrota al transalpino. Hace nueve días lo doblegó en la final de la Kremlin Cup en Moscú, aunque en aquella ocasión se vio obligado a remontar.

El gijonés apostó por su saque y la seguridad de sus golpes desde el fondo de la pista para sumar su tercer triunfo en otros tantos partidos ante el italiano. El asturiano, como en el último partido en Moscú, desquició al transalpino, que se enredó en discusiones con el juez de silla.

Carreño tuvo una actuación sensacional con su primer servicio, al llegar a conservar el 88% de los puntos abiertos con dicho golpe. El jugador forjado en el Grupo Covadonga completó el duelo con el italiano sin encajar una sola rotura de saque y, tras llevarse el primer set, se hizo con el segundo perdiendo solo cuatro puntos al poner la pelota en circulación.

Sobre su enfrentamiento ante Fognini, Carreño comentó a EL COMERCIO que «la verdad es que no le di muchas oportunidades, porque jugué muy bien y aproveché todas las ocasiones que tuve».

El asturiano vive un gran momento y tratará de aprovecharlo hoy ante el canadiense Milos Raonic, número cinco del ránking mundial, aunque es consciente de su teórica superioridad. «Es un jugador del 'top 10' y las dos veces que jugué contra él en Wimbledon y Beijing perdí, por lo que no será nada fácil», explicó.

Murray, a por Djokovic

Como si del coyote y el correcaminos se tratase, Andy y 'Nole' han protagonizado en los últimos meses un tira y afloja en la lucha por el número uno. Que Djokovic bajase del primer escalón mundial parecía algo imposible hace unos meses. Antes de Wimbledon, el serbio acumuló 2.400 puntos más que Murray en la carrera a Londres y 8.000 en el ranking global. A raíz de la inesperada derrota en la hierba londinense, Djokovic perdió puntos en favor del británico. Desde Wimbledon, el balcánico sólo venció en el Másters 1000 de Toronto y no defendió las coronas conseguidas en 2015 del 'Grand Slam' londinense, del Open Usa, del Másters 1000 de Shanghái o del torneo de Pekín. En definitiva, en los últimos cuatro meses sumó 1.750 puntos, 4.950 menos que los que ganó en el mismo periodo el año pasado.

Murray, por su parte se ha exprimido al máximo: «la clasificación no engaña. En los últimos 4 ó 5 meses he jugado el mejor tenis de mi carrera» confirmó el escocés en la rueda de prensa previa al torneo de París. Desde su victoria en Wimbledon sólo ha perdido dos partidos y ha levantado tres títulos, además de hacerse con el oro olímpico, que no reparte puntos ATP.

Estas dinámicas opuestas han propiciado que el británico esté a tan solo 415 puntos de Djokovic, una diferencia que se puede romper en el Masters 1000 de París, donde la victoria de Andy y la caída de 'Nole' antes de semifinales coronarían al chico de Dunblane como número uno del mundo por primera vez.