El Comercio

fotogalería

Pablo Carreño, esta tarde, durante su encuentro con un centenar de niños de la escuela grupista. / Joaquín Pañeda

Tenis

Pablo Carreño recibe la insignia de plata del Grupo

  • El tenista gijonés ha participado en un acto con un centenar de niños a los que ha aconsejado «disfrutar y aprender»

El tenista Pablo Carreño, actual número 30 de la ATP, ha recibido hoy la insignia de plata del Grupo Covadonga, club en el que se inició a la vez que participó en un acto con un centenar de niños de la escuela grupista a los que aconsejó que, a su edad, lo que deben hacer es "disfrutar y aprender".

Carreño ha asegurado que esta temporada había sido la mejor de su vida y como, a partir de su victoria en el torneo de Winston Salem, "todo fue a mejor" y que, tras un par de semanas de descanso, comenzará a preparar la próxima temporada en la que por primera vez será cabeza de serie en un torneo del Grand Slam como es Australia.

"Espero que me respeten la lesiones" ha pedido Carreño ante una entregada nube de jóvenes jugadores a los que prometió volver en Navidad a su "segunda casa", un club donde suele entrenar en las pocas ocasiones en las que puede estar en su casa.

"Me alegra mucho que me sigáis y valoro mucho los ánimos que me mandáis a través de las redes sociales", ha manifestado Carreño a los niños presentes que al final pudieron hacerse fotos con él y participar en un sorteo de pelotas firmadas.

Pablo Carreño llevó el trofeo logrado en el Torneo de Moscú en el que logró su segunda victoria de una temporada en la que pasó del puesto 67 al 30 tras un cambio de entrenador.