El Comercio

Carreño choca contra el muro de Wawrinka

Carreño devuelve una pelota en la semifinal de Indian Wells, ayer, ante Wawrinka.
Carreño devuelve una pelota en la semifinal de Indian Wells, ayer, ante Wawrinka. / ATP
  • El gijonés se ve privado de alcanzar la final de Indian Wells tras perder contra el jugador suizo, muy superior durante el partido

El sueño de alcanzar la final de un Masters 1000 quedó ayer aplazado. Pese a que perdió su semifinal de Indian Wells, frenado por la superioridad del jugador número tres del mundo, Stan Wawrinka, Pablo Carreño solo puede sacar conclusiones positivas. Este comienzo de 2017 no ha hecho más que darle alegrías. La mayor es que mañana será el tercer tenista español del ránking mundial, con el puesto 19, y le pisará los talones a Bautista, segundo tras el mallorquín Rafa Nadal.

Wawrinka no dio opción ayer Carreño, a quien superó, por 6-3 y 6-2, en 64 minutos para meterse en la final de Indian Wells, primer Masters 1000 de la temporada, en la que disputará el título al suizo Roger Federer, que dejó atrás al estadounidense Jack Sock por la vía rápida (6-1 y 7-6) en la otra semifinal.

El jugador forjado en el Grupo Covadonga, que disputaba por primera vez una semifinal de un Masters 1000, nunca ha logrado superar en su carrera a un tenista del 'top 10'. Con la derrota ante el helvético deja una marca de 0 victorias y 15 derrotas contra esos jugadores. Únicamente ha ganado 3 de los 38 sets que ha disputado en esos partidos.

El asturiano aspiraba a ser el sexto español en llegar a la final del desierto californiano en sus 42 años de historia, una marca conseguida con anterioridad por José Higueras (campeón en 1983), Emilio Sánchez (1988), Carlos Moyà (1999), Álex Corretja (campeón en 2000) y Rafael Nadal (cuatro veces finalista y tres veces campeón en 2007, 2009 y 2013).

Carreño fue superado claramente por Wawrinka, con el que perdía por tercer vez, en un partido casi sin historia. Ambos tenistas anotaron los primeros juegos sin sobresaltos y con gran solvencia, aunque el suizo dio señales de su peligrosidad con una primera bola de 'break' cuando el marcador era de 3-2 a su favor.

Carreño reaccionó bien ahí, pero no pudo levantar otras dos opciones de rotura de saque de su rival con 4-3 y perdió la concentración, de forma que Wawrinka se anotó la primera manga en 30 minutos tras una gran volea desde media pista.

En el segundo set, la avalancha iba a ser mayor aún. El suizo dispuso de otras cinco nuevas bolas de 'break' con 1-1 en el marcador y su rival, finalmente, hincó la rodilla tras casi 10 minutos de juego.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate