El Comercio
Tenis

Pouille arrebata a Feliciano el título de Stuttgart

Feliciano López.

Feliciano López. / AFP

  • El toledano cae en la decimosexta final de su carrera y se le escapa su sexto título ATP

La hierba casi gastada de Stuttgart no pudo tener un campeón español. El torneo alemán, que celebraba su tercera edición sobre hierba tras disputarse históricamente sobre tierra, vio cómo Feliciano López caía en la final ante el francés Lucas Pouille, por 4-6, 7-6 (5) y 6-4, en dos horas y ocho minutos de partido. Feliciano López no pudo suceder en el trono alemán a Rafa Nadal -campeón en 2015- y a Dominic Thiem -campeón en 2016-, y se quedó a las puertas de sumar su sexto título ATP, que además hubiera sido el primero de la temporada.

Era la cuarta final sobre su superficie favorita, con un balance de dos victorias y una derrota, pero Feliciano no pudo cosechar el título. Y eso que comenzó como un avión. El español de 35 años, con mucha más experiencia que su rival, rompió el saque en el tercer juego del encuentro y con eso le fue suficiente para apuntarse el primer set. Los puntos eran rápidos y había pocos peloteos, lo que benefició claramente al toledano. Además, la hierba es la superficie que mejor se adapta a sus condiciones. El saque y la volea dominaban a un Pouille más cómodo desde el fondo y que sobre pasto tan sólo ha jugado doce partidos en su carrera, con siete victorias y cinco derrotas, aunque cuatro de esos triunfos le sirvieron para llegar a cuartos de final en Wimbledon el año pasado.

Pouille, de 23 años, continuó errático en el segundo parcial y pese a disponer de un saque magnífico -conectó 29 saques directos en el partido- cedió cuatro puntos de rotura a Feliciano -dos en el tercer juego y dos más en el quinto-, pero el español no los aprovechó, y la manga se decidió en el ‘tie break’. Ahí Pouille no perdonó y, en un gran punto al resto, le arrebató el ‘mini break’ a Feliciano en el segundo punto. No hubo más roturas y la igualdad subió al marcador en forma de set iguales.

Tras haber estado al borde del abismo, el ‘tie break’ reactivó a Pouille y hundió a Feliciano, al que se vio quejarse amargamente en el parcial definitivo. Al toledano le costaba avistar bien la bola, y es que las condiciones en Stuttgart, como ocurre en todos los torneos de hierba, empeoran según pasan los días. La hierba original sólo se mantenía cerca de la red, mientras que el fondo de la pista era prácticamente tierra.

Con la balanza inclinada a su favor, Pouille rompió a Feliciano en la primera opción que este le concedió, y sólo tuvo que mantener su saque para cerrar el título (salvando incluso un 15-30 peligroso cuando servía para partido). La victoria en Stuttgart supone el tercer título de la carrera del francés en cinco finales disputadas. A las victorias en Budapest 2017 y Metz 2016, Pouille suma su primer entorchado sobre pasto verde.

Por su parte, Feliciano mantiene el registro de cinco títulos, pero aumenta las finales perdidas a once. Pese a ello, asciende un escalón en el ranking ATP hasta el puesto 32. Tras su actuación en Stuttgart, Feliciano irá directamente a Queen’s para continuar con la preparación del tercer ‘Grand Slam’ de la temporada. En el ATP 500 de Queen’s, donde el toledano llegó a la final en 2014, se cruzará con el suizo Stan Wawrinka en primera ronda.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate