El Abierto de Australia usará un reloj de 25 segundos entre punto y punto

EFE MADRID.

El consejo de los Grand Slams (GSB, sus siglas en inglés) anunció ayer que el próximo Abierto de Australia contará con un reloj de 25 segundos en pista que cronometrará lo que tarda en sacar cada tenista entre punto y punto. En un comunicado, el GSB propuso también la posibilidad de que un tenista anuncie su retirada antes de su partido de primera ronda y reciba el 50% del premio que obtendría por haberlo jugado, llevándose la otra mitad el 'lucky loser' (perdedor afortunado).

Además, en 2018, se acortará el tiempo del calentamiento previo al partido, desde los quince minutos hasta siete, con lo que el tenista que no lo cumpla podría ser sancionado con hasta 17.000 euros. De cara a la temporada 2019, la propuesta del GSB incluye la reducción del número de cabezas de serie de los torneos de Grand Slam desde los actuales 32 hasta 16.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos