Carreño acaricia las semifinales

Pablo Carreño celebra eufórico su triunfo en octavos ante el canadiense Shapolvalov, ayer en Nueva York. /  AFP
Pablo Carreño celebra eufórico su triunfo en octavos ante el canadiense Shapolvalov, ayer en Nueva York. / AFP

Se enfrentará al vencedor del partido entre el francés Lucas Pouille, decimosexto cabeza de serie, y al argentino Diego Schwartzman, vigésimo noveno favorito El gijonés gana en octavos de final a la joven revelación canadiense Shapovalov

J. L. C. / AGENCIAS GIJÓN.

Pablo Carreño va como una locomotora en este US Open. El jugador gijonés se impuso en octavos de final al canadiense Denis Shapovalov, por 7-6 (2), 7-6 (4) y 7-6 (3), en dos horas y 58 minutos, y tiene en sus manos alcanzar por primera vez las semifinales de un Grand Slam. Y es que el 'raqueta' asturiano tendrá un rival asequible en la siguiente ronda, ya que se enfrentará al vencedor del duelo entre el francés Lucas Pouille, favorito número 16, y el argentino Diego Schwartzman, cabeza de serie número 29, que dilucidaron esta madrugada.

Carreño, que está jugando una semana perfecta, ha logrado la mejor clasificación de su carrera sobre el cemento de las pistas de Nueva York. Ayer tuvo que sudar para apear del torneo al joven Shapovalov, quien ya fuese verdugo de Rafa Nadal hace unas semanas en el Masters 1000 de Canadá.

Sin embargo, el asturiano pudo sobreponerse en los momentos decisivos a la presión del rival, demostrando una gran autoridad para cerrar los puntos al resto, sobre todo en la situación crítica del primer set. Carreño comenzó 5-2 perdiendo y pudo darle la vuelta al electrónico para tomar ventaja en busca de los cuartos de final.

En la segunda manga desperdició un par de ocasiones para cerrar el set con su servicio y dio vida a su rival, que volvió a estirar el acto hasta el 'tie-break' y nuevamente se chocó con el español, que estuvo sensacional desde el fondo de la pista.

Por último, en el tercer parcial y pese a la pujanza de su joven rival -18 años- llegó el momento del gijonés, que volvió a demostrar su contundencia al comienzo del desenlace. Con un 4-0 en su haber, Carreño comenzó a allanar la rampa hacia la siguiente ronda.

Así, el jugador asturiano recupera las buenas sensaciones de una gran temporada que se vio frenada en unos históricos cuartos de final de Roland Garros por culpa de una lesión.

Tras el partido, Carreño expresó su alegría por llegar a cuartos de final «por segunda vez consecutiva» en un Grand Slam, tras su clasificación en Roland Garros, y describió como «genial» la experiencia de jugar «singles» en la pista Arthur Ashe. «Es realmente diferente de otras, no puedo describirlo», dijo Carreño, quien destacó haber «luchado todo el tiempo». Sobre el duelo de cuartos, el jugador forjado en el Grupo vaticina que será un partido «muy divertido».

Más

Fotos

Vídeos