Tenis - US Open

Carreño augura un duelo «durísimo»

Pablo Carreño.
Pablo Carreño. / EFE

El gijonés, que juega hoy en cuartos de final ante Schwartman, tiene mejor ránking que sus rivales hasta la final, «pero a veces esto no vale», avisa

J. L. C. GIJÓN.

Pablo Carreño (19 ATP) aguarda con impaciencia su partido de hoy de los cuartos de final en el Open USA ante el argentino Diego Schwartzman (33 ATP). El jugador gijonés está a punto de hacer historia por segundo año consecutivo en Nueva York -en 2016 fue finalista en dobles- si consigue doblegar al 'raqueta' sudamericano para plantarse en semifinales.

Ante su enfrentamiento contra Schwartzman, Carreño comentó a EL COMERCIO que su rival «viene muy fuerte de ganar a Lucas Pouille y a Cilic y está jugando con mucha confianza, además de que es muy peleón y difícil». Vaticina un partido «durísimo con muchos peloteos largos y una enorme intensidad, pero tendré opciones de ganar si juego como estos días».

El gijonés tiene mejor clasificación mundial que todos los rivales que le quedan teóricamente hasta la final en su parte del cuadro. «Tendría que superar por ránking a Kevin Anderson y Sam Querrey, que son sacadores y con muy buena volea, pero a veces este factor no cuenta», precisa el asturiano.

Carreño, acompañado de su entrenador Samuel López, descansa en un hotel ubicado en el barrio neoyorquino de Queens, donde también se hospeda Rafa Nadal y David Ferrer. El tenista asturiano es consciente de que tiene una oportunidad única.

Las cuatro victorias consecutivas que ha conseguido en este Open USA le han dado una gran confianza y el asturiano ha vuelto a alcanzar el nivel que tenía cuando se plantó en los cuartos de final de Roland Garros o en las semifinales del Máster 1000 de Indian Wells.

Carreño no ha encajado ningún set en el Grand Slam estadounidense y llega a estos cuartos con la moral a prueba de bomba dispuesto a meterse a pelear por el título.

Triunfo de Rafa Nadal

Rafa Nadal apenas tuvo problemas para clasificarse para los cuartos de final de este Open USA, tras derrotar al ucraniano Alexandr Dolgopolov en tres sets, por 6-2, 6-4, 6-1.

El balear aparcó por un día algunas de las dudas que había dejado en sus tres choques anteriores, sobre todo, en los dos últimos, y aceleró para situarse entre los ocho mejores del 'grande' neoyorquino, algo que no lograba desde el año 2013 cuando conquistó el torneo por segunda ocasión en su carrera.

Jugando de nuevo por la tarde y bajo el sol reinante en la Arthur Ashe, el número uno del mundo no invirtió ni siquiera dos horas para deshacerse de un Dolgopolov, siempre imprevisible, capaz de lo mejor y de lo peor, y que ya había ganado en dos ocasiones en su carrera al español.

Nadal se enfrentará al joven ruso Rublev, con el que nunca se ha medido y que gano al belga Goffin, por 7-5, 7-6(5), 6-3 para alcanzar por primera vez los cuartos en un grande.

Más

Fotos

Vídeos