TENIS

Carreño se juega el pase a 'semis' en Miami contra su bestia negra

Pablo Carreño, en un lance del partido ante Verdasco. /  REUTERS
Pablo Carreño, en un lance del partido ante Verdasco. / REUTERS

El gijonés espera «hacer un buen partido» ante Anderson y espera que «el resultado sea distinto» en esta ocasión tras cuatro derrotas

J. L. C. GIJÓN.

Pablo Carreño se verá de nuevo las caras ante Kevin Anderson, quien se ha convertido en su bestia negra desde el pasado año. El gijonés se verá las caras hoy con el sudafricano en los cuartos de final del Másters 1000 de Miami.

De los cuatro enfrentamientos entre ambos, el jugador nacido en Johannesburgo (8 ATP) se llevó la palma en todos ellos. La derrota más dolorosa fue, sin lugar a dudas, la que se produjo en septiembre de 2017 en Nueva York cuando le privó de estar en la final del Open USA (4-6, 7-5, 6-3 y 6-4), pese a que el gijónés entró con buen pie al ganarle el primer set. La semana pasada le ganó en octavos de final en Indian Wells (4-6, 6-3 y 7-6), mientras que en el Másters 1000 de Canadá, hace poco más de un año, también perdió (6-3 y 7-6). Su primera derrota se produjo en 2013 en Casablanca por un doble 6-3.

El buen momento de Carreño esta semana en la pista de Cayo Vizcaíno invita a pensar en que puede romper por fin su dinámica con el sudafricano, que se impuso en octavos de final al estadounidense Frances Tiafoe, por 7-6 y 6-4. «Espero hacerle un buen partido, aunque confío en que el resultado sea distinto»

El jugador forjado en el Grupo, decimosexto favorito del torneo, empezó la semana en Miami en el puesto 19 de la clasificación ATP. Con su victoria ante Johnson escaló una posición y, tras derrotar a Verdasco en cuartos, ascendió en el puesto 15, Su objetivo, como siempre, es mejor su juego para poder regresar a ese valioso 'top' ten del ránking mundial.

Triunfo 20 en Másters 1000

Esta victoria significa además su triunfo número veinte en un torneo Masters 1.000. «Es un dato muy bueno. Es importante ganar partidos en estos torneos, especialmente en éste, donde todavía no había ganado nunca».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos