Cambios normativos

Nadal convivirá con el cronómetro entre punto y punto en Australia

Rafa Nadal. /Paul Crock (Afp)
Rafa Nadal. / Paul Crock (Afp)

La Federación Internacional de Tenis aprueba el uso del reloj para controlar que los tenistas no se excedan de los 25 segundos a la hora de sacar

MANUEL SÁNCHEZLONDRES

«No me gusta. No es lo mismo jugar a 40 grados que a 15. Hay situaciones a las que cada uno se tiene que adaptar, y para eso tenemos al árbitro». Estas fueron las palabras en Londres de Rafael Nadal, hace unos días, tras ser preguntado sobre qué opinaba del reloj que entre punto y punto cuenta lo que tarda en sacar cada tenista. Contundente y claro, como suele ser el tenista balear, no dejó lugar a dudas. Es una decisión que no le gusta, que no le beneficia y que ya le ha traído problemas en el pasado, siendo habitual que los jueces de sillas le adviertan por tardar demasiado en sacar.

Esta medida. que se probó en las pasadas 'Next Gen Finals' de Milán -torneo de exhibición que reunió a los mejores sub-21 del mundo-, se ha hecho realidad, y tal y como informó este martes la Federación Internacional de Tenis (ITF). Comenzará a utilizarse en el próximo Abierto de Australia (15 de enero al 28 de enero de 2018). El reloj se colocará en la pista y medirá el tiempo que los tenistas tardan en sacar entre la disputa de un punto y el siguiente, con un máximo de 25 segundos, antes de que el árbitro pite un 'warning' o violación. Hasta hoy, el tiempo máximo que permitían los 'Grand Slams' era de 20 segundos, pero con esta nueva norma, han decidido aumentarlo hasta 25 segundos para equipararse al resto del circuito.

El criterio del árbitro era el que solía prevalecer en estos casos, y aunque en muchas ocasiones los tenistas sobrepasaban los 20 segundos, el juez de silla era el encargado de pitar la violación, siendo benévolo si el anterior punto había sido duro. No obstante, esta regla no deja lugar a la interpretación, y no importará que el punto previo haya sido un saque directo o un intercambio de 30 golpes: el tiempo será el mismo, 25 segundos.

Es relativamente habitual que Nadal reciba alguna falta por esta regla, pero pocas veces han acarreado resultados en el marcador. Una violación no implica variación en el marcador, mientras que dos suponen la pérdida de un punto, tres, la de un juego, y cuatro, la del partido. Aunque parece complicado llegar a estos extremos, lo cierto es que tanto Nadal como otros jugadores, como por ejemplo el croata Marin Cilic, que bota repetidas veces la bola antes de sacar, o los jugadores que basan su juego en los largos intercambios, no estarán contentos con una medida que deja todo el criterio arbitral en manos de una máquina.

Otras modificaciones

La ITF también ha aprobado la reducción del tiempo de calentamiento, desde los quince minutos actuales hasta siete, en tanto que aquellos que no lo cumplan podrán ser multados hasta con 20.000 dólares (17.000 euros).

Además, los jugadores que no estén en condiciones de disputar un partido de primera ronda en un 'Grand Slam' podrán anunciar su retiro hasta unas horas antes del comienzo del encuentro, y recibirán el 50% del premio por jugar esa ronda, mientras que el 'lucky loser' (perdedor afortunado) que le reemplace, recibirá el otro 50%. Se pretende, por lo tanto, acabar con la práctica de algunos tenistas que, estando lesionados, disputan varios juegos antes de retirarse solo para cobrar el premio.

Para 2019, la ITF ha anunciado que los 'Grand Slams' reducirán el número de cabezas de serie a 16, en lugar de los 32 actuales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos