Pablo Carreño: «Pelearé por estar en el Masters»

Pablo Carreño, su madre Toña, su hermana Lucía y Claudia, una amiga, durante un paseo ayer por la zona de Times Square, en Nueva York.
Pablo Carreño, su madre Toña, su hermana Lucía y Claudia, una amiga, durante un paseo ayer por la zona de Times Square, en Nueva York. / P. C.

El tenista gijonés, que entrará en el 'Top 10 si Nadal gana la final a su verdugo Anderson, se muestra muy optimista sobre el tramo final de la temporada

J. L. CALLEJA GIJÓN.

Pablo Carreño tiene claro cuáles son objetivos a partir de ahora tras su sensacional Open USA en el que se quedó a un paso de la final, tras quedar eliminado en la penúltima ronda por el sudafricano Kevin Anderson. «Mantenerme en el 'Top 10' y hacer lo posible por estar en la carrera por el Másters es posible, no es algo irreal, por lo que lucharé por ello». En este sentido, añade, «hay dos torneos de 500 puntos y otros dos de 1.000 para intentar estar en Londres».

Carreño se va con la cabeza alta de Nueva York. Orgulloso de su trayectoria. Marcó su mejor actuación en un Grand Slam en el que no perdió ni un set antes de las semifinales. Su excelente rendimiento permitió que España tuviese en la penúltima ronda dos representantes y el gijonés irrumpirá en la zona 'noble' de la clasificación ATP, mejor imposible. No obstante, conviene precisar que para estar entre los diez primeros del ránking mundial tendría que ganar Rafa Nadal a su verdugo en 'semis' Anderson.

El jugador forjado en el Grupo Covadonga explica tras su brillante torneo, el último Grand Slam del año, que «tengo que sacar muchas conclusiones positivas, porque este Open USA ha sido muy bueno para mí, con muchos partidos y puntos ganados. He tenido momentos de sufrimiento y alegría». Sobre su derrota ante Anderson, el asturiano está seguro, señala en conversación con EL COMERCIO, «que puedo aprender de este partido».

En un análisis más detallado del duelo de semifinales, el 'raqueta' gijonés considera que encaró el encuentro de la forma apropiada, «salí con valentía y convencido de mis posibilidades, quizás en el tercer set pude haberme mantenido firme, sin bajar los brazos».

La clave del choque

En su opinión, la clave del partido estuvo en el momento en el que el marcador señalaba un 6-5 e hizo la doble falta con 30 iguales. Era un momento delicado para llevarme ese segundo set, pero se puede cometer este error, no es un fallo que tenga que recordar toda la vida».

A partir de ese instante, rememora, «perdí el camino y él siguió concentrado, sobre todo en el servicio. Me metió mucha presión, me sentí un poco inferior, dominado, luego igualé el partido, pero saqué muy bien. Fue más agresivo, solo queda felicitarle».

Tras el citado torneo de Metz, al 'raqueta' asturiano le quedaría Pekín, Shangai y Moscú, donde defenderá el título logrado en 2016. Luego hará Basilea o Viena, París y Londres en caso de que alcance por primera vez en su carrera el Másters (Nitto ATP Finals).

Carreño ha tenido tiempo de disfrutar de la familia en Nueva York. Sus padres Alfonso y Toña, así como su hermana Lucía y su amiga Claudia estuvieron alentándole. En el partido contra Schwartzman, los grupistas Lara Redondo y Axel Álvarez le apoyaron en la grada junto con su entrenador, Samuel López; su fisio, Juanjo Moreno; y su mánager Albert Molina.

Más

Fotos

Vídeos