Segunda

La terrible lesión de Bethanie Mattek-Sands

La estadounidense Bethanie Mattek-Sands fue retirada en camilla. /Afp
La estadounidense Bethanie Mattek-Sands fue retirada en camilla. / Afp

La tenista estadounidense, tras torcerse la rodilla: «¡Ayudadme, ayudadme! ¡Duele, duele mucho! ¡Dios mío, Dios mío!»

COLPISAMadrid

Una imagen escalofirante fue la protagonista de la jornada del jueves en Wimbledon. El partido de segunda ronda que se disputaba en la pista 17 entre la estadounidense Bethanie Mattek-Sands y la rumana Sorana Cirstea vivió un momento de pátnico cuando tras un punto, la estadounidense sintió cómo su rodilla derecha se rompía cuando subía a la red.

Era el comienzo del tercer y definitivo set y Bethanie Mattek-Sands cayó al césped y tras uno segundos de incertidumbre, comenzó a gritar de dolor pidiendo auxilio: "Ayudadme, ayudadme" se escucharon por todo el recinto. Su rival, la rumana Cirstea, saltó la red para ayudar a su rival, pero al ver la lesión apartó el gesto y pidió ayuda inmediata.

Mientras, Bethanie gritaba: "¡Ayudadme, ayudadme! ¡Duele, duele mucho! ¡Oh Dios mío, Dios mío!". Minutos después, Mattek-Sands fue evacuada de la pista en camilla.

Su rival, tras recuperarse de la impresión, reconció que "me dio pánico. Nunca había visto una lesión así antes, su rodilla estaba realmente en un estado horrible. Es algo que sólo ves en las películas". Cirstea ganó el partido por 4-6, 7-6 y retirada, aunque seguro que nunca olvidará su vioctoria más dolorosa.

Temas

Tenis

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos