El Comercio

Hace falta «más imaginación y menos especialistas», afirma el economista David de Ugarte

  • De Ugarte explicaba así los nuevos modos de trabajo de lo que se ha venido en llamar economía directa, una forma de crear ideas, fabricar productos y comercializarlos muy centrada en las oportunidades que ofrece la red de redes para pequeñas empresas

El economista David de Ugarte, coordinador de las jornadas Somero 2015, que se celebraron la semana pasada en el recinto ferial Luis Adaro de Gijón, aseguró ayer en 'La Lupa', de Canal 10, que «la clave del futuro está en la comunicación y en la tecnología multipropósito, en cadenas de producción que sirven para muchas cosas con pequeños cambios, como están haciendo los chinos».

De Ugarte explicaba así los nuevos modos de trabajo de lo que se ha venido en llamar economía directa, una forma de crear ideas, fabricar productos y comercializarlos muy centrada en las oportunidades que ofrece la red de redes para pequeñas empresas. «Se trata de reducir la escala de los proyectos y ampliar su alcance, con más gama de producto, más agilidad en el diseño, más versatilidad y la capacidad de llegar a todo el mundo a través de internet».

También habló de la necesidad de adaptar el modelo educativo a la nueva empresa. Indicó que la universidad europea «trató de adaptarse a las necesidades de la vieja empresa, pero ahora necesitamos formar a profesionales con habilidades emprendedoras y capaces de conectar una cosa con otra, más que especialistas en un único aspecto. Por eso los países anglosajones, que aplican ese tipo de formación, nos llevan ventaja». En resulmen, De Ugarte dice que ahora «lo que importa no es tanto que nuestros estudiantes sean aplicados como que sean imaginativos y unan varios campos del conocimiento».