El Comercio

El sector agroalimentario, comprometido con la innovación

Los participantes en la jornada compartieron ideas.
Los participantes en la jornada compartieron ideas.

C. A. I.

El pasado jueves 21 de abril se celebró en el Parque Científico Tecnológico de Gijón la jornada 'Presentación de Resultados del Proyecto I2E: Innovando Empresa a Empresa en el Sector Agroalimentario'. El proyecto, promovido desde Innovasturias, contó con la financiación de Gijón Impulsa Empresas y la colaboración del Centro Tecnológico Agroalimentario Asincar.

El objetivo del proyecto I2E fue de impulsar y aumentar la competitividad de la actividad agroalimentaria en la región potenciando el empleo estable en pymes y micropymes a través del fomento de la innovación entre ellas. La ejecución de este proyecto ha contado con la participación de 18 empresas locales del sector agroalimentario, a las que se les realizó un diagnóstico personalizado sobre su grado de innovación. Esto ha permitido identificar de forma exhaustiva las áreas de mejora y aspectos clave como paso previo a generación de nuevos productos o servicios más innovadores.

Todo esto ha permitido obtener unos resultados que han sido expuestos en la jornada del pasado jueves, en la que estuvieron presentes, Ruben González, gerente de Impulsa Empresas del Ayuntamiento de Gijón; Juan Díaz, gerente del Centro Tecnológico Asincar y Patricia García, gerente de Innovasturias. Durante el encuentro también se pusieron de relieve una serie de conclusiones generales de gran interés en el proyecto como son: la identificación de tres ámbitos donde los participantes consideran que las innovaciones son más interesantes (mejoras de sus productos, elaboración de nuevos productos e incorporación de nueva maquinaria); un mayor apoyo declarado en la inversión para el desarrollo de nuevos productos y la falta de innovaciones en el área del aprovechamiento de subproductos y residuos.

En la parte final de la jornada se abrió un debate en el que las empresas participantes en el proyecto expusieron su visión particular: Adriana Zapico y Serxu Solares de Bayura 'La cerveza de Xixón', empresa fabricante de cerveza artesanal, comentaban que su objetivo es innovar tanto con nuevos productos, cuidando mucho su imagen de marca, como en la búsqueda de aprovechamiento de los subproductos generados durante la fabricación y elaboración de la cerveza. Como objetivo para mejorar, mencionaban la falta de un «hilo conector» entre las pequeñas empresas que las haga superar juntas dificultades, así como una apuesta firme por los productos de nuestra región, los cuales, y según ellos mismos reconocían, a veces no se valoran en nuestra tierra y en cambio tiene gran aceptación fuera.

Gema Fuertes, de Del Llar, empresa dedicada al catering desde 1999 y desde hace dos años fabricante de una gran variedad de conservas como la fabada asturiana, ha conseguido un salto cualitativo al lograr introducirse en grandes superficies. Durante la jornada, destacaba la importancia de tener iniciativas en el ámbito de la I+D+i desde las empresas, aunque desde su punto de vista, un hándicap muy importante es el tamaño de las compañías. Según sus palabras, el sector necesitaría muchas más empresas medianas, ya que la distancia que las separa, en muchos campos, de las micropymes es enorme.

También asistió Sergio Blasco, gerente del Matadero de Gijón, que comentaba que en estos momentos están centrados en mejorar sus procesos para dar un servicio de mayor valor añadido a sus clientes, como, por ejemplo, comunicándoles casi en tiempo real el estado de sus productos. Otra de sus innovaciones más significativas va ligada a la gestión de los residuos generados en la instalación y su conversión en biogás, que deriva en una reducción de gastos en la factura energética.

Como conclusión y resumen de la jornada, existen diferentes formas de innovar con un mismo objetivo: destacar en el mercado y ser cada vez más competitivos.