El Comercio

Anticorrupción decide la próxima semana si presenta querella contra los directivos de Duro

  • La Fiscalía decidirá si prorroga seis meses la investigación sobre el posible pago de 'mordidas' a responsables del régimen chavista

Las diligencias abiertas por la Fiscalía Anticorrupción por el posible pago de 'mordidas' a responsables del régimen chavista por parte de directivos de Duro Felguera para hacerse con el contrato de la central de Termocentro se encuentra cerca de su conclusión. En estos días, se tendrá que decidir si se prorrogan las pesquisas seis meses más, para lo cual el fiscal jefe tendrá que solicitar autorización a la Fiscalía General, como exige la ley; si presentan una querella contra uno o varios directivos de la empresa asturiana por presuntos delitos de cohecho, corrupción entre particulares, blanqueo de capitales y fraude fiscal -las figuras que se estaban barajando estos meses- o si se archivan finalmente las diligencias.

Según fuentes consultadas por este periódico, la decisión se tomará la próxima semana y, aunque el fiscal que lleva el caso se inclina por la querella, el fiscal jefe de Anticorrupción, Antonio Salinas, aún baraja las distintas posibilidades y quiere realizar consultas con técnicos de la Fiscalía.

Duro Felguera, que en mayo de 2009 se adjudicó en Venezuela un contrato de 1.500 millones de euros para construir una central eléctrica para abastecer de energía a Caracas, pagó 50 millones de dólares por asesoramiento de un exviceministro, incluido en la lista de clientes de Banco Madrid sospechosos de blanqueo de capitales. La empresa calificó de «totalmente legal» este contrato, al que calificó de consultoría.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate