El Comercio

Los críticos mantienen su rechazo a la gestión del Montepío de la Minería

  • Rechazan el proceso llevado a cabo por la dirección de la entidad que pretendía, según sus responsables, integrar las distintas sensibilidades que componen la entidad de previsión social

La Asociación de Mutualistas del Montepío de la Minería de Asturias, un colectivo de reciente creación que lidera el ex secretario general de CCOO de Asturias, Alberto Rubio, ha reiterado hoy sus críticas a la gestión que se viene realizando en este organismo por parte de los dirigentes del SOMA-FITAG-UGT.

En un comunicado, este grupo crítico con la gestión del Montepío rechaza el proceso llevado a cabo por la dirección de la entidad que pretendía, según sus responsables, integrar las distintas sensibilidades que componen la entidad de previsión social.

Según la dirección del Montepío, en su última reunión se fijó el modelo de integración de los presidentes de juntas locales de CCOO en los órganos de gestión de la entidad y su relación con los representantes de los socios protectores (SOMA-FITAG-UGT) y Asociaciones Profesionales de Minería, así como de los elegidos de manera directa por los mutualistas en Asamblea.

Para el colectivo que lidera Rubio, dicho acuerdo perpetúa "el gobierno en solitario del SOMA-FITAG-UGT con la complicidad interesada de la Asociación de Vigilantes y de personajes que desde una supuesta militancia solo persiguen mantenerse en sus cargos para llevar a cabo las malas prácticas que durante años habían venido realizando y que durante el último año habían sido corregidas".

A su juicio, supone "un torpedo a la línea de flotación" de un Montepío "plural, cohesionado, democrático y abierto" dado que no parece una prioridad trabajar en la recuperación de la mutualidad a partir de la reformas estatutarias para ampliar su base social "dar mas participación de los mutualistas, mas democracia interna, mas transparencia, mayor control y mejor representatividad".

"Este acuerdo resucita el Montepío mas casposo y refuerza a quienes piensan en la Mutualidad como en un chiringuito de privilegios para unos pocos, manipulado por el SOMA-FITAG-UGT", añade la Asociación de Mutualistas que considera que se trata de "una simple operación de imagen".