El Comercio

Tecnología asturiana para capturar el sol de Oriente

La planta fotovoltaica de TSK en Dubai, que tendrá capacidad para 260 MW, en plena construcción.
La planta fotovoltaica de TSK en Dubai, que tendrá capacidad para 260 MW, en plena construcción. / E. C.
  • Arabia Saudí, Kuwait, Omán, Catar, Emiratos Árabes Unidos o Israel impulsan planes para potenciar esta energía y aspiran incluso a exportarla a Europa

  • TSK, Imasa y Rioglass han logrado importantes contratos termosolares y fotovoltaicos en los países de la zona

Países como Arabia Saudí, Kuwait, Omán, Catar o Emiratos Árabes Unidos han anunciado ambiciosos planes para potenciar la generación eléctrica a través de renovables. Además de los ciclos combinados, su objetivo es aprovechar una de sus riquezas más allá del petróleo: el sol. Y en la utilización del astro rey como fuente de generación -incluso se plantean la posibilidad de poder exportar energía a Europa- tienen mucho que decir las compañías asturianas.

El Grupo TSK, que comenzó la actividad en el campo fotovoltaico en 2006 y en 2008 lo hizo en el termosolar, es una de las estrellas del sector. Inició su expansión hacia Oriente Próximo y Asia en 2010, con proyectos en Arabia Saudí, India y Bangladesh, y no ha hecho otra cosa que crecer. Con el 97% de la actividad en mercados exteriores, TSK acumula éxitos en la zona. Varios de sus proyectos más significativos están relacionados con las renovables y se encuentran, precisamente, en esa área. Es el caso de sus plantas termosolares de Kuwait (50 MW) e Israel (110 MW) o las fotovoltaicas de Dubai (260 MW) y Jordania (100 MW).

Tras varios proyectos fallidos realizados por empresas chinas, en Oriente se valora el 'made in Spain' y, de hecho, algunas de las principales competidoras de las compañías asturianas también pertenecen a la península ibérica. Abengoa era uno de los grandes rivales para hacerse con contratos del sector, pero la difícil situación por la que atraviesa la multinacional andaluza -estuvo a punto de protagonizar la mayor quiebra de la historia de España- la ha llevado, incluso, a traspasar algunos de sus proyectos a sus competidores, sobre todo, aquellos cuyas exigencias de financiación se consideran excesivas en la situación actual. Es el caso del 50% que poseía en la planta termosolar de Ashalim de Israel, que fue traspasado al fondo de inversión hebreo Noy y a Ingemas. De este modo, la compañía del Grupo TSK ejecutará el 32,5% de la mayor termosolar del país, cuya construcción costará 885 millones de euros.

La ingeniería Imasa, que reconoce abiertamente su interés por Oriente Próximo, tiene presencia en esa misma planta. En Israel está ejecutando dos proyectos: el primero en Ashalim y el segundo, en consorcio con una empresa local, en la planta termosolar de Shikum & Binui. Además, debido a las importantes inversiones que se realizan en la zona, está siguiendo otras oportunidades en sectores como el cementero, el de generación de energía, gas y petróleo, siderurgia, minería e instalaciones para transporte y manejo de graneles y parques de almacenamiento de hidrocarburos.

Duro Felguera dispone de oficinas de representación en Arabia Saudí, Bahrein y Dubai y, aunque por el momento no tiene ningún contrato de termosolar en el área -cuenta con proyectos de comunicaciones y control, ferroviarios o de petróleo y gas, entre otros-, la energía termosolar y fotovoltaica forma parte de su estrategia de crecimiento y el grupo estudia diversas oportunidades.

El interés creciente de los países de Oriente Próximo por la energía solar ha llevado también al grupo de origen asturiano Rioglass, que se dedica a fabricar espejos y otros equipos solares, a destinar gran parte de su producción a esa zona. Durante mucho tiempo su principal cliente fue Abengoa, que también era su mayor accionista -en julio redujo su participación al 15%-, y tras la llegada de los problemas a la andaluza, ha diversificado su mercado y sus clientes y, en la actualidad, sus proyectos principales se encuentran en Israel y Kuwait. Dentro de sus planes de expansión, se espera que esa área sea uno de sus mercados más importantes en el medio plazo.