El Comercio

Francisco Blanco.
Francisco Blanco. / ÁLEX PIÑA

El Montepío ve en peligro la residencia de Felechosa si se tienen que devolver las ayudas

  • El Ministerio de Industria reclama a la mutua 6,3 millones de los fondos mineros destinados a la construcción del geriátrico

La reunión de la comisión de seguimiento de los fondos mineros que se celebró ayer en Madrid sirvió para reiterar la idea del Ministerio de Industria de recortar las ayudas a las comarcas mineras, incluso aquellas que ya fueron concedidas. Así, en el encuentro, al que asistieron representantes del Principado, del Montepío de la Minería y del Instituto del Carbón, los responsables del Ejecutivo de Mariano Rajoy insistieron en la cancelación de parte de las ayudas que recibió el Montepío de la Minería para la construcción y puesta en marcha de la residencia de mayores de Felechosa. Tras aceptar parte de las alegaciones presentadas por la mutua, redujeron su reclamación de 6,9 a 6,3 millones, una cifra menor, pero que sería imposible de asumir por parte del geriátrico. Así, desde Industria advierten de que no pagarán los más de tres millones de euros que aún debía al Montepío, más sus correspondientes intereses, y le pide también que devuelva casi tres millones de euros ya recibidos.

Uno de los principales argumentos que esgrime Gobierno central para revocar las ayudas es que en la residencia de Felechosa no solo se alojan mutualistas, sino que ha sido abierta también a mayores que no son socios del Montepío. Según el consejero de Industria, este argumento no se sostiene, ya que en el convenio de los fondos mineros no había ninguna condición de este tipo. El presidente del Montepío, Juan José Pulgar, también rechaza los argumentos del Gobierno y recuerda, por ejemplo, que por la autovía minera no solo circulan personas de esas comarcas. Además, subraya que el precio que pagan los no mutualistas alojados en Felechosa se ajusta al mercado y no reciben ayudas, como exije el Ejecutivo.

Pulgar defiende también que el proyecto encaja con la orientación de los fondos para reactivar las comarcas mineras, que da empleo a 80 personas -es la mayor empresa del concejo de Aller- y que es rentable -en agosto tenía unos beneficios de 48.000 euros-. «Pagamos al año 1,8 millones de amortizaciones y si nos reclaman esa cantidad -por los 6,3 millones de euros-, mejor entregamos las llaves. Se cargarán un proyecto rentable», se queja el presidente del Montepío. No obstante, la decisión del Ministerio de Industria no es firme y ha dado la posibilidad de que se presenten nuevas alegaciones, aunque Pulgar asegura que no atienden a temas técnicos, sino que se trata de «una decisión política».

Este asunto no fue el único tema espinoso que se trató en la reunión de ayer en Madrid y sobre el que Asturias no salió bien parada. También se abordó el impago de un lote de los fondos mineros pendiente de liquidar. «Nos dicen que no tienen que pagar nada, se vota y como tienen mayoría...», comentaba ayer Francisco Blanco, que recuerda que siempre queda el recurso de acudir a la vía contencioso administrativa. Varias sentencias han avalado ya la petición del Principado de que el Estado abone 213 millones pendientes de los fondos mineros, pero de momento Industria se ha negado a pagar.

Por otro lado, el consejero de Empleo, Industria y Turismo transmitió a la directora general de Política Energética y Minas, María Teresa Baquedano, la difícil situación por la que atraviesan la explotaciones mineras ante el incumplimiento del plan del carbón 2013-2018 y puso el foco, sobre todo, en el caso de la Compañía Minera Astur Leonesa que , además, está viendo cómo el pozo Cerredo se está inundando después de que hace casi un mes se cortara la luz a la explotación. «No conocía este problema y se alarmó un poco, pero no propuso ninguna solución», afirmó el consejero, al que Baquedano informó de que no hay novedades sobre la puesta en marcha de un nuevo mecanismo que garantice la quema de carbón nacional. «No hay nada nuevo dese hace 20 meses», reprochó Blanco.