El Comercio

Asturias necesita 66 días de trabajo por habitante para el pago de su deuda

  • Se trata de una de las cifras más bajas entre las comunidades autónomas tras Madrid, País Vasco (ambas con 53 días) y Canarias (57 días), e igual a la de La Rioja

Asturias necesitaría 66 días de trabajo por habitante para el pago de la deuda autonómica, una de las cifras más bajas entre las comunidades autónomas tras Madrid, País Vasco (ambas con 53 días) y Canarias (57 días), e igualada con La Rioja, según un estudio hecho público hoy por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

El informe también apunta que el Principado necesitaría para el pago de la deuda común, mayoritariamente correspondiente a la administración central y los fondos de la Seguridad Social, 311 días de trabajo por habitante, la séptima cifra más elevada entre las distintas regiones, de acuerdo a una asignación territorial de la misma.

De esta forma, Asturias requeriría para el pago de la deuda total (la autonómica y la común) 377 días de trabajo por habitante, la novena cifra más baja del país.

El esfuerzo por habitante para afrontar el pago de la deuda pública total ha aumentado desde 2007 en 246 días en el caso del Principado.

En su informe, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) alerta de que la deuda del conjunto de las Administraciones Públicas no alcanzará el 60 % del PIB hasta 2036, aunque señala que presenta un perfil sostenible o decreciente, sobre todo, a partir de 2018.

De acuerdo con el Observatorio sobre la deuda pública, puesto en marcha por la AIReF para analizar el endeudamiento público de forma trimestral, en 2036 la administración general del Estado y la de la Seguridad Social tendrán una deuda del 44 % del PIB, en tanto que la de las autonomías será del 13 % y las de las corporaciones locales del 3 %.

Para determinar la carga que para los ciudadanos supone el endeudamiento público del conjunto de las administraciones, la AIReF ha calculado cuántos días de trabajo se necesitan en cada comunidad para saldar esa deuda, un esfuerzo que varía según en la autonomía en la que se resida.

De esta forma, en Extremadura se precisan 484 días de trabajo por habitante para pagar la deuda total, seguida de Castilla-La Mancha (482 días), Comunidad Valenciana (464), Murcia (446) y Cantabria (393).

No obstante, si solo se considera la deuda propia de cada comunidad, el mayor esfuerzo recae en la Comunidad Valenciana (154 días) y el menor, en la Comunidad de Madrid y País Vasco (53 días ambas).

Junto con la Comunidad Valenciana, hay otras cuatro comunidades cuyos habitantes tendrían que dedicar más de 100 días de trabajo al pago de la deuda autonómica: Cataluña (131 días), Castilla-La Mancha (132), Baleares (112) y Murcia (106).

Les seguirían Extremadura y Cantabria (83 días), Andalucía (81 días) y Aragón (80).

Las autonomías que más han incrementado los días necesarios para pagar la deuda pública total desde 2007 a 2016 han sido Castilla- La Mancha, con un alza de 330 días; Murcia, con un aumento de 307 días, y Extremadura, con 306.

En sentido contrario, Madrid ha sido la autonomía en la que menos ha aumentado en los últimos 9 años el esfuerzo por habitante para afrontar el pago de la deuda pública total, ya que solo ha sumado 154 días más.

La situación es similar en el País Vasco, que ha añadido 174 días, y en la Comunidad Foral de Navarra, con 190 días más.

El Observatorio de la Deuda de AIReF, además de recopilar los principales indicadores de deuda, también añadirá cada trimestre una simulación de escenarios futuros sujetos a diversos supuestos macroeconómicos y fiscales.