El Comercio

Las exportaciones asturianas caen un 13,9 por ciento hasta julio

  • De esta manera, el saldo comercial (diferencia entre las exportaciones y las importaciones) fue positivo en 310 millones, un 14,8 por ciento menos en el mismo periodo del año pasado

Las exportaciones del Principado de Asturias cayeron en los siete primeros meses del año un 13,9 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, el tercer mayor descenso entre las comunidades autónomas, hasta 1.989,2 millones de euros. De igual manera, las importaciones asturianas bajaron entre enero y julio un 13,7 por ciento interanual, hasta 1.679,2 millones, según los datos publicados hoy por la Secretaría de Estado de Comercio.

De esta manera, el saldo comercial (diferencia entre las exportaciones y las importaciones) fue positivo en 310 millones, un 14,8 por ciento menos en el mismo periodo del año pasado.

Los principales sectores asturianos registraron descensos de las ventas al exterior en el acumulado de los siete primeros meses del año.

Las caídas fueron del 18,7 por ciento en el caso de las semifacturas no químicas, hasta 846,9 millones de euros; del 13,7 por ciento en los bienes de equipo, hasta 449,5 millones, y del 14 por ciento en los productos químicos, hasta 196,9 millones.

Sólo en el mes de julio, las exportaciones asturianas cayeron un 20,8 por ciento interanual, hasta 299,8 millones de euros, y las importaciones, un 14,2 por ciento, hasta 259,7 millones.

En el conjunto del país, el déficit comercial español se redujo el 34,5 % en los siete primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2015 y sumó 8.436,1 millones de euros, el segundo mejor saldo comercial para este periodo desde 1994, solo mejorado en 2013.

Las exportaciones españolas crecieron un 0,5 % hasta julio y alcanzaron los 149.407,6 millones, lo que supone un nuevo máximo histórico de la serie para este periodo, mientras que las importaciones bajaron un 2,3 %, hasta los 157.843,7 millones.

La tasa de cobertura (porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones) se situó en el 94,7 %, frente al 92 % de enero a julio de 2015, el segundo mayor valor para este periodo desde el principio de la serie histórica, solo superado en 2013.

El déficit energético se redujo el 42,3 %, favorecido por la caída de los precios de la energía. En casi todos los sectores económicos las exportaciones evolucionaron positivamente en los siete primeros meses de 2016. Las ventas al exterior de bienes de equipo crecieron el 3,6 %; las del sector del automóvil, un 9,6 %, y las de alimentación, bebidas y tabaco, un 5 %.

Por el contrario, retrocedieron las de productos energéticos (8,6 %), productos químicos (1,6 %), semimanufacturas no químicas (5,8 %), materias primas (12,4 %) y otras mercancías (51,1 %).

En cuanto a las importaciones, Comercio indica que la consolidación de la recuperación de la economía española explica el crecimiento de la mayoría de los sectores. Las importaciones de bienes de equipo aumentaron un 7,7 % interanual; las del sector del automóvil, un 4,2 %; las compras de manufacturas de consumo, un 6 %, y las de bienes de consumo duradero, un 8,3 %.

Por áreas geográficas, las exportaciones dirigidas a la Unión Europea (UE) aumentaron hasta julio un 3,7 % interanual, en tanto que las ventas a la zona euro se incrementaron un 3,2 % y las destinadas al resto de la UE se expandieron un 5,7 %.

En cambio las exportaciones a terceros destinos cayeron un 5,4 %, afectadas por la desfavorable coyuntura en los países emergentes. Las comunidades autónomas con un mayor aumento de sus exportaciones hasta julio fueron Castilla y León (14,6 %), Castilla-La Mancha (9,7 %) y Cantabria (6,1 %), en tanto que los mayores descensos se registraron en Canarias (19,7 %), Baleares (14,4 %) y Asturias (13,9 %).

Solo en julio, las exportaciones españolas de mercancías disminuyeron un 9,1 % en términos anuales, hasta los 21.366,4 millones de euros, mientras que las importaciones se redujeron un 12 % hasta sumar 21.924,2 millones.