El Comercio

El TSJA falla a favor de Florentino Vázquez en su conflicto con UGT

Vázquez, con las sentencias que cuenta a su favor.
Vázquez, con las sentencias que cuenta a su favor. / PALOMA UCHA
  • El sindicato expulsó al ex secretario general de la federación de Transporte tras acusarle de falsear datos de afiliación, extremo que no se probó

El ex secretario general de la Federación de Transportes, Comunicaciones y Mar de UGT Asturias(TCM), Florentino Vázquez, añade una nueva sentencia a su favor en el conflicto que mantiene con UGT y la Federación Estatal del Servicio a la Movilidad y Consumo del sindicato y por el que exige su readmisión en la organización. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) desestimó el pasado 27 de septiembre el recurso que había presentado la central contra una sentencia anterior del Juzgado de lo Social número 1 de Oviedo que revocaba la sanción de expulsión impuesta por el sindicato contra él. El nuevo fallo, además de rechazar la apelación, impone a la federación el pago de las costas.

Para la expulsión de Vázquez, UGT argumentó que había falseado las listas de afiliados que funcionaban como censo electoral para incrementar la cifra de delegados afines. Tres compañeros le habían denunciado previamente a él y a otros dos miembros de la ejecutiva -el actual secretario general de la Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo (SMC), Luis Blanco, que entonces era secretario de administración, y el de organización, Fernando Llera-. El TSJA les condenó entonces por vulnerar el derecho a «la libertad sindical», tras constatarse diferencias en los censos de delegados que manejaba la federación estatal y la asturiana. Sin embargo, las sentencias que se han sucedido desde entonces recogen que pudo haber «discordancia» entre los datos facilitados por la TCM y los que manejaba la federación nacional, pero no «falsedad» o «alteración». En su recurso ante el TSJA, UGT, además, sostenía que la expulsión de un sindicato «escapa al control jurisdiccional», algo que también rechaza el nuevo fallo.

Para Vázquez, que fue en las últimas dos décadas el hombre fuerte de la Federación de Transportes en Asturias, se trató todo de una «conspiración» dirigida desde Madrid para apartarle a él y a otros dirigentes regionales de sus responsabilidades en un momento en el que se gestaba la fusión de la TCM con la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego. «En Asturias teníamos independencia económica y autonomía en la acción sindical y yo era una persona molesta. Pedía explicaciones», recuerda Vázquez ahora y asegura que con la fusión la federación estatal «confiscó» dinero de la autonómica que no ha aparecido.

Aunque contra esta sentencia cabe recurso de casación, Vázquez ya advierte de que está estudiando recurrir a la vía penal contra todos los implicados en su salida de UGT, entre otros, a los tres compañeros que lo denunciaron, al presidente de la comisión de garantías que decidió su expulsión, Francisco Guerra, o al propio secretario general de la Federación de Servicios de UGT, Miguel Ángel Cilleros, que fue candidato a relevar a Cándido Méndez al frente de la central. A él le acusa directamente de orquestar su expulsión y de irregularidades. De hecho, recuerda que está implicado en el caso de la supuesta quiebra fraudulenta de la la Asociación Galega de Mariscadores (Agamar), por la que ha tenido que declarar como imputado en Pontevedra.