El Comercio

fotogalería

/ SUSANA SAN MARTÍN

Una feria a toda máquina

  • El presidente del Principado inauguró ayer la cita, a la que acuden más de mil expertos y que se prolongará hasta mañana

  • El presidente de GAM destaca la presencia de un 50% de empresas extranjeras en el certamen

El presidente del Principado, Javier Fernández, consagró con su presencia en la jornada de su inauguración a la I Feria de la Maquinaria, que organiza General de Alquiler de Maquinaria (GAM) en sus nuevas instalaciones de Tiñana (Siero), como una apuesta para las empresas y profesionales del sector. El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios y de GAM, Pedro Luis Fernández, explicaba durante el recorrido que ambos efectuaron por la zona expositiva de la feria, con evidente satisfacción, que la cita se ha organizado «para cambiar el paradigma de la industria de la maquinaria. Es un punto de encuentro de todos los profesionales, todos los implicados en el sector, desde fabricantes hasta aseguradoras, para poder interactuar más libremente».

De hecho, los comentarios entre los varios centenares de profesionales que acudieron a Tiñana a primera hora de la tarde para el acto de inauguración eran unánimes en el elogio. Pelayo Roces, de Juan Roces S. A., afirmaba que «es una apuesta seria y profesional, dedicada a que las empresas del sector podamos contactar y conocer los últimos avances de primera mano. Es una feria profesional de primer nivel, que es muy importante para Asturias que se celebre aquí, y hay que aplaudir a los organizadores», afirmó, dando voz a los comentarios generales. Pedro Luis Fernández puso cifras: «para Asturias, que haya 80 compañías, de las cuales el 50% son de fuera de España es muy importante. Aquí hay hoy seis o siete presidentes de multinacionales del mundo de la maquinaria. Y han venido más de mil profesionales y expertos de fuera de Asturias».

El hecho de que la feria sea profesional no impide que se haya organizado con una visión más amplia. Así, además de la parte específicamente profesional, en la que se pueden analizar en detalle los últimos avances en maquinaria pesada, electrónica profesional, equipos hidráulicos y muchos otros subsectores, también hay una amplia exposición de vehículos clásicos, de los que una parte serán subastados a las seis de esta tarde, y que ayer dejó boquiabiertos a muchos de los asistentes, con Cadillacs, Buicks, Rolls-Royce o Seat 1400 y Renault 4cv, entre otros muchos, entre los que destacan dos autocares de época de ALSA que concitaron mucha atención. Al propio presidente del Principado se le pudo ver disfrutando con la visita, recordando junto a un Renault 5 de la exposición, que uno igual, de color rojo, había sido su primer coche. La subasta de vehículos clásicos tendrá lugar tras la de maquinaria, en la que se venderá a precio cierto (sin límite a la baja) diversos equipos de maquinaria por un valor aproximado de un millón de euros.

Por delante, tres días de trabajo y contactos profesionales, en un ambiente distendido al que ayuda la zona 'after-work', en la que hay una sugerente oferta gastronómica y se celebrarán varios conciertos, además de contar con juegos infantiles.