El Comercio

UGT crea la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo con Fermín de Con al frente

Un centenar de delegados participó en el congreso constituyente.
Un centenar de delegados participó en el congreso constituyente. / SUSANA SAN MARTÍN
  • Obtuvo el 56% de los votos en el congreso constituyente y se impuso a la candidatura de Luis Blanco

Cuando Josep María Álvarez se convirtió en el secretario general de UGT se propuso reorganizar en el menor plazo posible la estructura de la central y reducir sus federaciones a solo tres, mucho más grandes y poderosas. Sin embargo, el proceso está siendo más lento de lo que hubiera deseado, porque la integración genera cierta guerra de fuerzas en el seno de la organización y también divergencias a la hora de elegir quién debe liderar las entidades resultantes. Ayer, los cincuenta delegados de la Federación de Servicios de UGT-Asturias (Fes) y otros tantos de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (SMC) participaron en el congreso constituyente de la nueva Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (FeSMC), que agrupa a 11.500 afiliados de sectores tan diversos como el hostelero, el del transporte, la comunicación o el financiero.

A pesar de que hasta el último momento se negoció la posibilidad de presentar una candidatura de consenso, los secretarios generales de las dos federaciones que iban a fusionarse, Fermín de Con (Fes) y Luis Blanco (SMC), presentaron su propia lista en un congreso marcado por la igualdad. Finalmente, De Con logró 56 votos frente a los 44 de su rival y se convirtió en el primer secretario general de FeSMC. En su discurso, lo primero que hizo fue llamar a la unidad. «A partir de aquí tiene que terminarse el debate interno y ponernos a trabajar todos juntos», señaló, para alabar también la figura de su rival. «Nos separaban cuestiones sobre el funcionamiento interno, pero no demasiado profundas», aseguró después a este periódico, por lo que espera un «entendimiento total de cara al futuro y una federación unida».

De Con accede al cargo con el objetivo de que la fusión dé más fuerza a UGT para luchar contra el sistema laboral, sobre todo, en una federación que integra sectores con una importante tasa de trabajadores en situación precaria, como la hostelería, el comercio o la limpieza, o cuyas condiciones están yendo a peor a ritmos agigantados, como el ferroviario o el financiero.

«El 70% de nuestros trabajadores ganan mil euros o por debajo. Incluso se puede decir que algunos rozan la esclavitud, contratados por cuatro horas y con jornadas de doce», subrayó De Con, que se marca como objetivo luchar contra esta lacra y también conseguir que los empleados de empresas subcontratadas logren condiciones similares a los de las compañías principales.

Tras la constitución en mayo de la Federación de Empleados de Servicios Públicos (FeSP), que agrupa los sectores ligados con la administración, la enseñanza y algunos de la sanidad, en Asturias solo quedan por fusionarse las importantes federaciones de Metal, Construcción y Afines (MCA), con 12.000 afiliados, y SOMA-Fitag, con 9.000, que a nivel estatal ya están integradas, pero que en el caso del Principado existen complicaciones añadidas por la identidad y autonomía que caracterizan al sindicato minero.