El Comercio

CC OO acusa al Principado de no hacer suficiente presión a favor del carbón

Cientos de personas se concentraron en la Plaza de España en defensa de la minería del carbón.
Cientos de personas se concentraron en la Plaza de España en defensa de la minería del carbón. / MARIO ROJAS
  • Los sindicatos reúnen en Oviedo a cientos de personas para reclamar al Gobierno central una reunión de la mesa del plan minero, inactiva desde hace año y medio

Los voladores de los mineros volvieron a sonar al mediodía de ayer en Oviedo, en la Plaza de España, donde cientos de ellos participaban en una concentración ante la sede de la Delegación del Gobierno para reclamar el cumplimiento del acuerdo marco del carbón (2013-2018). Era la primera de las movilizaciones que las centrales pretenden abordar en el caso de que no se escuchen sus reivindicaciones. El primero que las atendió ayer fue el delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, con quien se reunieron los dirigentes sindicales para pedirle que traslade al Ministerio de Industria la necesidad «urgente» de que se convoque la comisión de seguimiento del plan del carbón, que no se reúne desde hace más de un año y medio.

A la salida de la reunión, los sindicatos informaron de que De Lorenzo se limitó a decir que daría traslado al ministerio de sus reivindicaciones. No parecían tener excesiva fe los sindicatos en el éxito de las gestiones que pudiera realizar De Lorenzo. Culpan al Ministerio de Industria y al Partido Popular, de «los reiterados incumplimientos» del plan firmado en 2013 y que ha llevado a la minería del carbón en España a «una situación agónica y dramática. Son los principales culpables de la situación en que se encuentra el sector. El tiempo ya se les acabó. Cada minuto que pasa es un minuto más que llega tarde el Gobierno para tomar las decisiones que hay que tomar, para que se queme carbón nacional y para que se cumplan los compromisos acordados en el plan», advertía Damián Manzano, secretario general de CC OO de Industria. Hacía extensible esa responsabilidad al Gobierno asturiano. «El Principado tampoco está cumpliendo su papel de presionar al Ministerio de Industria y a las empresas eléctricas», apuntaba.

«Si no hay una voluntad política de cumplir con la minería, llegaremos tarde a salvar un sector que es muy importante para España y para Asturias», aseveraba su homólogo del SOMA-Fitag-UGT, José Luis Alperi.

Reunión con el Principado

El siguiente paso será la reunión que tienen acordada el próximo 20 de octubre con el presidente del Principado, Javier Fernández. A partir de ahí, las centrales decidirán si emprenden o no un calendario de movilizaciones en todo el país.

Los responsables sindicales efectuaban estas declaraciones cerca de las dos de la tarde, tras salir de la sede de la Delegación del Gobierno. En la Plaza de España les aguardaban los compañeros que quedaban tras permanecer concentrados desde el mediodía. Entre volador y volador y portando dos amplias pancartas en las que se leía: 'Cumplimiento marco de actuación 2013-2018 ¡Ya!' y 'Por el futuro del carbón, reactivación de las cuencas y el empleo', la protesta transcurrió de pacíficamente. Acudieron los alcaldes de Laviana y San Martín del Rey Aurelio, Adrián Barbón -presidente de la Asociación de las Comarcas Mineras- y Enrique Fernández, respectivamente. También quisieron apoyar a los mineros el secretario de Organización de la Federación Socialista Asturiana, Jesús Gutiérrez, y la diputada de Podemos en el Congreso Sofía Castañón, entre otros.

La situación del sector de la minería del carbón se ha vuelto crítica. A los incumplimientos, según los sindicatos, de los compromisos reflejados en el Acuerdo Marco 2013-2018, en aspectos que van desde la producción hasta las ayudas, se suma el hecho de que no exista ninguna regulación que permita dar prioridad al consumo de carbón nacional en el mercado eléctrico. No se ha diseñado ningún mecanismo que habilite un hueco térmico en el 'mix' de generación en términos anuales, ni se ha puesto en práctica algún procedimiento de exención parcial de la fiscalidad ambiental, ni de compensación de precios respecto al carbón de importación.