El Comercio

«El impuesto de Sucesiones es un atraco a mano armada»

Algunas de las personas que se concentraron en la Plaza de España en contra del impuesto de Sucesiones.
Algunas de las personas que se concentraron en la Plaza de España en contra del impuesto de Sucesiones. / ÁLEX PIÑA
  • Cientos de personas se concentran en Oviedo y registran en la Delegación del Gobierno 87.501 firmas para exigir la eliminación del tributo

Varios cientos de personas se concentraron ayer en la Plaza de España de Oviedo para exigir al Gobierno de Javier Fernández la «eliminación total» del impuesto de Sucesiones en línea directa descendente o ascendente hasta quinto grado colateral, ya sea por consanguinidad o por afinidad. Esto es, explican, que un hijo no tenga que pagar a las arcas públicas por heredar lo que «con tanto esfuerzo ya pagaron sus padres» o, incluso, que una persona pueda recibir por parte de un tío soltero y sin hijos unos bienes sin que ello suponga un «atraco a mano armada» y una «discriminación» con respecto a otras comunidades autónomas, donde existen bonificaciones fiscales de hasta el 100%.

«Un asturiano está pagando por una herencia 20.000 euros mientras que en Madrid abonaría 200 euros. Es un agravio comparativo enorme», comenta a modo de ejemplo Álvaro López Castro, el abogado que de forma casi fortuita constituyó una plataforma en las redes sociales que suma ya 32.500 miembros y que ha conseguido recopilar -«en papel», no a través de ninguna página web- unas 90.000 firmas para exigir la eliminación del citado impuesto.

El grueso de estas, 87.501 rúbricas para ser exactos, fueron registradas ayer en la Delegación del Gobierno coincidiendo con una manifestación que reunió a varios cientos de personas, procedentes de diferentes puntos de la geografía asturiana, que exigen al Principado poner freno a esta presión fiscal. «Han firmado hasta los policías», celebraban los organizadores.

La plataforma tiene intención de seguir recopilando firmas y está dispuesta a entregarlas en Madrid. «Nos habíamos propuesto llegar a las 100.000 pero, viendo que prácticamente ya las hemos conseguido, incrementaremos nuestro objetivo», avanza López Castro, quien ayer no cesaba de recibir saludos y agradecimientos por parte de los presentes por el éxito de su iniciativa.

«Echar números»

El representante de la plataforma insta al Gobierno del Principado a recapacitar y «echar números» ya que, advierte, el éxodo fiscal no es ninguna leyenda urbana. «Yo mismo, como abogado, he aconsejado a mucha gente marcharse a vivir a Madrid. De hecho, unos señores ya me han dicho que se fueron a vivir al barrio de Salamanca, que no es una zona precisamente barata, y que está lleno de ovetenses», anota como curiosidad, para posteriormente señalar que toda esta gente ha dejado de comprar en los negocios y consumir en los restaurantes de Asturias y, por supuesto, tampoco paga ya el resto de sus impuestos en esta comunidad. Lo mismo, añade, ocurre con las empresas que están trasladando su domicilio social a la capital de España. «Toda esa economía se está yendo al garete», alerta.

Del mismo modo, pide al Ejecutivo regional que no trate de engañar a la población cuando asegura que este impuesto solo afecta al 4% de los asturianos. «Afecta al 4% cada año», puntualiza. Entre los asistentes a la concentración, de hecho, numerosos afectados quisieron compartir sus experiencias personales. «Hace siete años tuve que pagar más de 300.000 euros por la herencia de mi madre y, hace unos 20 años, ya pagué 25 millones de las antiguas pesetas por la de mi padre», relata indignado José Manuel Fernández Cabal, vecino de La Corredoria. Santiago García, residente en Oviedo, califica de «injusto» que si la herencia es para tus propios hijos estos tengan que pagar por recibirla. «Mis padres murieron y estamos esperando a resolver la herencia. Pero lo peor es que tendré que pagar por ella yo y luego mis hijos, y mis nietos», lamenta Gregorio Gámez, de Avilés.

La plataforma convocante se ha desvinculado de toda adscripción política, y asegura que ha recibido firmas procedentes de «todos los partidos y sindicatos». Álvaro López Castro indica, no obstante, que los firmantes se comprometen a apoyar en las próximas elecciones al partido político que, por escrito y ante notario, prometa eliminar el impuesto de Sucesiones en los términos en los que reclaman. «En caso contrario, estamos dispuestos a presentarnos nosotros a las elecciones. La dificultad que tenemos es cómo hacer un partido político apolítico», reconoce.

En la concentración participaron representantes del PP y de Foro. La diputada popular Emma Ramos recuerda que su formación lleva alrededor de un año reivindicando la práctica supresión de este impuesto aplicando una bonificación fiscal del 99% para padres, hijos y cónyuges. «Hemos llevado a cabo numerosas iniciativas legislativas pero nunca hemos conseguido el apoyo del PSOE», lamenta la parlamentaria, quien invita a Javier Fernández a recapacitar. «Dicen que no pueden eliminar el impuesto por una cuestión ideológica, pero toda la gente que se está manifestando aquí posiblemente no tenga la misma ideología, sino que todos en algún momento de nuestra vida heredamos y, por lo tanto, podemos vernos afectados por este impuesto», argumenta.