El Comercio

«Yo no compré a nadie y a mí no me compra ni San Pedro»

«No entiendo nada. No sé de qué va. Yo no compré a nadie y a mí no me compra ni San Pedro». Así de rotundo se expresó el presidente de la CAC-Asprocón, Serafín Abilio Martínez, al ser preguntado por el 'caso Pokemon' y la solicitud del Observatorio Ciudadano Anticorrupción (Ocan), formulada al Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, para citarle a él y a su hijo, Alberto Abilio Martínez, en calidad de testigos. La acusación popular realiza esta petición en relación con un apunte en la supuesta contabilidad 'b' intervenida al principal investigado en la derivada asturiana del 'caso Pokemon', Joaquín Fernández Díaz. Concretamente, bajo la firma Spa Naranco, el considerado en la instrucción como el 'conseguidor' de contratos registró una comida en la que participaron tanto Serafín Abilio Martínez como su hijo, así como el propio Joaquín Fernández y el ex alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, también investigado en la causa.

Por otra parte, el presidente de la patronal ha mostrado la preocupación del sector de la construcción por el bloqueo político en España. En ese sentido, ha destacado el papel que está realizando el presidente del Principado, Javier Fernández, al frente de la gestora del PSOE y ha pedido el apoyo de todos para conseguir pronto un Gobierno que posibilite unos presupuestos.