El Comercio

«Es importante que las administraciones faciliten la compra pública innovadora»

El presidente ejecutivo de Thyssenkrupp Elevator, en el centro de I+D+i de la empresa en Gijón.
El presidente ejecutivo de Thyssenkrupp Elevator, en el centro de I+D+i de la empresa en Gijón. / E. C.
  • «Tanto por la innovación de Gijón como por los dos grandes contratos de Mieres, para el metro de Doha y el aeropuerto de Estambul, somos optimistas con nuestro negocio en Asturias»

  • Andreas Schierenbeck Presidente ejecutivo de Thyssenkrupp Elevator

Como cada mes de octubre, el presidente ejecutivo de Thyssenkrupp Elevator, Andreas Schierenbeck, recala en Asturias en plena semana de los Premios Princesa para asistir, mañana viernes, al acto de entrega de los galardones. Horas antes repetirá experiencia ante los alumnos de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, donde se asienta la Cátedra de Movilidad que patrocina la multinacional, y donde hablará de 'Movilidad 4.0: digitalizando la industria de la elevación' .

¿Viene a hablar a estudiantes de futuro o les viene a concienciar de que ese futuro ya es un presente en el que o suben o quedan descolgados?

Venimos a compartir nuestra visión sobre la transformación -que ya es realidad- que estamos llevando, no solo en nuestra compañía, sino en la industria de la elevación. En España estamos conectando diariamente unos 120 ascensores a la nube, a la plataforma MAX. El centro de I+D de Gijón está ya desarrollando aplicaciones en HoloLens que, combinadas con la inteligencia de MAX, ayudarán a nuestros técnicos para digitalizar la industria del ascensor, que no ha cambiado mucho en los últimos 160 años.

¿Qué tiene que ver la realidad virtual y el internet de las cosas con la reparación de un ascensor?

La realidad híbrida de HoloLens permite a los técnicos de Thyssenkrupp Elevator optimizar aún más la eficiencia conseguida con la inteligencia del internet de las cosas de MAX, revolucionando la forma de hacer el mantenimiento de los ascensores. Con HoloLens hemos reducido el tiempo necesario para la solución de incidencias de 2 horas a 20 minutos. Con una simple llamada a través de HoloSkype, los técnicos podrán resolver incidencias en tiempo real y conectar con cualquier persona de nuestra organización en todo el mundo. Y con la plataforma MAX ya pueden conocer las causas más probables de una avería.

¿Es España uno de los mejores países para hacer de conejillo de indias con estas nuevas tecnologías?

España es el quinto mercado de elevación más grande del mundo. Es, por tanto, un mercado muy atractivo para poner en marcha estas innovaciones, especialmente teniendo en cuenta la ubicación de un centro global de referencia como lo es el de Gijón y la cercanía de los de fabricación de escaleras y pasillos -este año cumple ya 25 años en Asturias- así como de pasarelas de embarque en Mieres, o la fábrica de ascensores en Móstoles.

Se habla de la industria 4.0 como la nueva revolución industrial. ¿Qué papel deben jugar en ella administraciones, empresas y universidad?

Por parte de la universidad es fundamental estrechar los lazos de colaboración para formar, atraer y retener talento. Desde la administración es muy importante crear los mecanismos que faciliten la compra pública innovadora para poner en marcha las innovaciones en los mercados. Las empresas debemos ser capaces de facilitar la transferencia de las tecnologías a esos mercados, catalizando las necesidades de nuestros clientes. Todos debemos contribuir a un ecosistema de innovación donde convivan el emprendimiento, las nuevas tecnologías y las personas para agilizar la generación de ideas innovadoras y ser capaces de crear modelos de negocio sostenibles con las personas y el entorno.

¿Qué perfiles profesionales será necesario potenciar para hacerle frente de una manera efectiva?

Especialmente lo que más se va a demandar son perfiles formados particularmente en lo que se conoce como STEM: Science, Technology, Engineering and Mathematics.

¿Es la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón un buen sitio para encontrarlos?

Sin duda. La Escuela Politécnica es una buena fuente de talento para nuestra empresa. En los últimos ocho años más de 200 estudiantes de la Universidad de Oviedo han tenido su primera experiencia laboral en alguna de nuestras empresas en Asturias. Aproximadamente el 40% están hoy en nuestra plantilla, en el Principado o en alguna de nuestras operaciones en todo el mundo, contribuyendo significativamente desde su ámbito de responsabilidad al éxito de nuestra compañía. Con la Cátedra de Movilidad de la EPI, en Thyssenkrupp hemos querido ir un paso más allá e intensificar la vinculación la empresa con la Universidad de Oviedo.

Agenda digital

En una región con una industria tan tradicional como ésta, ¿tiene el Principado en su lista de prioridades la agenda digital necesaria para facilitar la adaptación empresarial?

Desde nuestras empresas de Asturias trabajamos estrechamente con las administraciones para contribuir en los ámbitos de la agenda digital. Nuestra visión va más allá que el concepto de industria 4.0 conocido como la fábrica digital, sino que lo ampliamos tanto a nuevos productos como servicios de operación y mantenimiento contribuyendo con ello a la mejora de la movilidad en las ciudades y a los conceptos de Smart Cities. El centro de I+D+i de Gijón es uno de los representantes empresariales en el Consejo Asturiano de Ciencia y Tecnología aportando la visión empresarial a la estrategia de especialización inteligente RIS3 para Asturias.

¿Está notando Thyssenkrupp la inestabilidad que sufre España por la situación política que vive?

Es razonable pensar que los mercados y las decisiones empresariales son siempre más favorables a climas de estabilidad. No obstante, España es uno de los mercados de elevación más grandes del mundo, con una de las redes de infraestructura más modernas de Europa construida en los últimos 20 años. Sigue por tanto siendo un mercado muy relevante para nuestro grupo. Nuestro negocio está basado en la innovación y la internacionalización, lo que nos ha permitido equilibrar las diferentes situaciones económicas y sociopolíticas. Tanto por las innovaciones que se realizan desde Gijón, como por las recientes contrataciones del metro de Doha para el suministro de escaleras mecánicas que se fabricarán desde nuestra fábrica de La Pereda (Mieres), como por el reciente megacontrato de suministro de 143 pasarelas para el aeropuerto de Estambul que se suministrará desde la de Baíña (Mieres), somos optimistas respecto a nuestro negocio en Asturias que cuenta con tasas de internacionalización de un 60% a un 100%.

¿Cuál es el secreto del éxito del centro de I+D+i de Gijón?

Ha demostrado una gran capacidad de adaptación al cambio así como de integrar tecnologías. Destacaría un equipo ilusionado y motivado, que constantemente busca innovar y ser excelente en lo que hace. Un equipo comprometido y flexible que es receptivo a los retos de los mercados y las nuevas tecnologías. Además de un entorno creativo y una cultura innovadora capaces de atraer proyectos, integrar personas y promover colaboraciones más allá de nuestra industria, que lo han convertido en uno de los hubs de innovación de referencia en nuestro grupo.

¿Qué nuevos retos le tienen preparado al centro asturiano?

Logros pasados no garantizan éxitos futuros. Por tanto el mayor reto del centro de Gijón es mantener el alto nivel de innovación y creatividad, sin perder la agilidad hacia los mercados. Los retos, de todas formas, vienen marcados por las megatendencias como urbanización, envejecimiento de la población, digitalización, escasez de recursos y ser capaces de saber responder con las tecnologías adecuadas. En cualquier caso, el presente y el futuro del centro son prometedores.