El Comercio

Alemania supera a España en emisiones de CO2 tras su apuesta por el carbón

André Carrascal, durante el seminario que impartió en la Facultad de Economía Aplicada.
André Carrascal, durante el seminario que impartió en la Facultad de Economía Aplicada. / MARIO ROJAS
  • El experto André Carrascal destaca el uso de las tecnologías limpias y el buen funcionamiento del comercio de emisiones en nuestro país

España es más eficiente energéticamente desde 2007 frente a otros países, como Alemania, que la ha superado en emisiones de CO2 tras la sustitución del gas por el carbón. Es una de las conclusiones de un estudio sobre el mercado de emisiones en Europa elaborado por tres investigadores, dos españoles y un estadounidense. Uno de ellos, André Carrascal, impartió ayer un seminario en la Facultad de Economía Aplicada, en Oviedo. Carrascal es miembro del Instituto de Estudios y Desarrollo de Galicia (Idega) en la Universidad de Santiago de Compostela, y en la actualidad investigador en la Universidad de Groningen (Holanda). Su investigación se centra en la estimación de modelos 'input-output', especialmente en aquellas aplicaciones orientadas al análisis medioambiental.

Carrascal expuso que el mayor uso de tecnologías limpias y el comercio de emisiones «ha funcionado» en España, que en los últimos años ha mejorado su eficiencia energética. Unos índices que hubieran sido superados si se hubiera apostado por las energías renovables, según el investigador, que, sin embargo, se frenaron a raíz de la crisis.

En Alemania, por el contrario, la eficiencia energética ha empeorado notablemente. Entre 2011 y 2012, la producción energética con lignito en el país que gobierna Angela Merkel aumentó un 4,7% y la de hulla un 5,5%. Con ello, las emisiones de dióxido de carbono de sus 130 centrales de carbón aumentaron un 4% el pasado año. Esto ha hecho que Alemania haya superado ligeramente el volumen total de emisiones que se le otorga en el marco del mercado europeo de cuotas. Mientras que España ha optado por el uso de tecnología limpia y la venta de emisiones contaminantes, Alemania apostó, durante la crisis, por la compra de estas emisiones y la sustitución de gas por carbón, al registrar un precio más barato.

La Unión Europea puso en marcha el 1 de enero de 2005 el mercado de CO2 más ambicioso hasta la fecha. Cubre, en los 27 Estados miembros, las emisiones de dióxido de carbono de diversas actividades, centrales térmicas, entre ellas.