El Comercio

«Hay que clarificar y hacer más sencillo el sistema impositivo»

José Antonio Sierra y José Andrés Sánchez Pedroche.
José Antonio Sierra y José Andrés Sánchez Pedroche. / PALOMA UCHA

El catedrático en Derecho Financiero y Tributario José Andrés Sánchez Pedroche se refirió ayer al «enorme exceso de leyes tributarias» que a su juicio existe en España, a su «constante y frenético cambio» y a cómo eso incide en «la moralidad y en el comportamiento de los contribuyentes». Lo hizo para salir en defensa de los ciudadanos, «sepultados por un alud de normas que no entienden y que, para cuando empiezan a comprender, ya han cambiado». Es un problema «global», reconoció, que no afecta únicamente a nuestro país. Pero urge «clarificar la base imponible y hacer el sistema impositivo más sencillo». Hay que incidir en la lucha contra el fraude fiscal, sí, pero fijando la vista, sobre todo, «en los sujetos que están fuera del sistema, no en machacar al que ya está 'fichado'».

Sería un modo, apuntó, de reducir la litigiosidad que, hoy por hoy, supone «un problema colosal, porque cuesta mucho dinero». Cuantas más leyes, «más criterios administrativos y judiciales», y más litigios. Se refirió, por otra parte, a la posibilidad de financiar parte de las pensiones con impuestos. El catedrático insta a plantearse la «viabilidad» del sistema en su conjunto. «Parece que la fórmula podría ser bajar las cotizaciones sociales y, paralelamente, aumentar el IVA. Tendrán que resolverlo las fuerzas políticas, porque no hay consenso, pero técnicamente sería posible y parece que es la dirección correcta que se apunta en otros modelos de derecho comparado», señaló. También habló del tributo de Sucesiones y Donaciones, un impuesto que, «curiosamente, cuanto menos gravamen tiene, más recauda».

Sánchez fue distinguido como colegiado de honor por el Colegio Oficial de Titulados Mercantiles y Empresariales de Asturias, en un acto en el que también se entregaron los diplomas a los colegiados más antiguos. El primero en recibirlo fue Miguel Ángel Fanjul, dado de alta en 1940 en el colegio de Gijón, tras 76 años como colegiado. Hubo más reconocimientos: Eduardo Arias (52 años de antigüedad), Enrique C. Álvarez (44), Juan J. Quirós (42), Andrés G. Morín (39), Antonio Vega (36), Cecilia Pérez (30), José Antonio Serrano (28), Ricardo Carrera (25), Florentino Díaz (25) y Ángeles Baldó (25) también recogieron sus diplomas.