El Comercio

Victorino Alonso desmantela parte de la mina de Cerredo, que queda «herida de muerte»

vídeo

Amplio dispositivo de las fuerzas de seguridad en las inmediaciones de la explotación minera. / E. C.

  • La Guardia Civil escoltó al personal enviado por el grupo minero, y los sindicatos denuncian «premeditación y alevosía» de la empresa

Escoltado por la Guardia Civil. De este modo, personal perteneciente al grupo de empresas de Victorino Alonso desmanteló ayer una buena parte de la unidad productiva de la explotación de Cerredo. «Ha sido una acción premeditada y con alevosía», dijeron los sindicatos, que añadieron que la espectacular acción se realizó aprovechando que apenas había personal. Así se procedió a la retirada de vehículos, generadores, maquinaria para la explotación minera y diferentes herramientas que de forma habitual se utilizaban en el día a día de la explotación.

En declaraciones al diario 'leonoticias', El coordinador general de Industria de USO, Luis María Fernández Fernández, criticó «el saqueo que ha realizado hoy Victorino Alonso en la mina de Cerredo, que pone en riesgo el propio futuro de la explotación». Según Luis María Fernández Fernández a las nueve de la mañana de ayer se personaron en las instalaciones del pozo de Cerredo «medio centenar de efectivos de la Guardia Civil, ordenados por la Delegación de Gobierno en Asturias, para ser testigos y para que los trabajadores de la mina no evitaran el desmantelamiento de la explotación por parte del personal perteneciente a las empresas comandadas por Victorino Alonso».

USO indicó que «se han cargado lo que han querido de la mina, había dos facultativos de la otra empresa que explota la mina y no los han dejado presenciar el expolio».

Todo ello fue, para USO, «una acción premeditada y con alevosía, no han dejado hacer un inventario de lo que se han llevado, en víspera de un Puente, en la mina apenas había personal y el poco que había lo han desalojado».

Los trabajadores que presenciaron los hechos desde el exterior de la instalación fueron testigos de cómo los camiones del empresario Victorino Alonso desfilaban escoltados por la Guardia Civil cargados con material de la mina, la cual difícilmente podría trabajar el lunes. «Se han llevado hasta los generadores de ventilación», aseguraron. «Todas las pistas que dan acceso a la mina estaban bloqueadas por, como mínimo, dos coches de la Guardia Civil», añadieron.

Fernández mostró su indignación: «A Victorino Alonso la Delegación de Gobierno de Asturias le permite hacer lo que quiera, ¿cómo es posible que en presencia de la Guardia Civil entren en el túnel con los camiones sin ninguna medida de seguridad? Han entrado en la mina sin personal de seguridad en el interior y la han saqueado sin dejar hacer ningún inventario a Astur-Leonesa».