El Comercio

Asturias tiene el quinto salario bruto más alto del país, 1.957 euros al mes

  • En el conjunto del país, el salario medio mensual bruto se situó el pasado año en 1.893,7 euros

El salario mensual bruto se situó el pasado año en Asturias en una media de 1.957 euros, el quinto más alto entre las comunidades autónomas, sólo por detrás de Madrid (2.265 euros), País Vasco (2.250 euros), Navarra (2.056 euros) y Cataluña (2.003 euros).

Según el "Decil de salarios del empleo principal" publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el salario medio bruto en el Principado ha subido un 3,2 por ciento desde 2010, cuando era de 1.897 euros.

En el conjunto del país, el salario medio mensual bruto se situó el pasado año en 1.893,7 euros.

Por comunidades autónomas, la mayor concentración de salarios elevados se observó en País Vasco (46,9% de asalariados con salarios por encima de 2.136,7 euros mensuales), Comunidad de Madrid (38,0%) y Comunidad Foral de Navarra (37,9%).

En este tramo de salarios altos, las comunidades menos representadas fueron Canarias (18,8%), Extremadura (20,3%) e Illes Balears (22,3%).

En el lado opuesto, las comunidades autónomas que tuvieron un mayor porcentaje de asalariados concentrados en deciles bajos (sueldos por debajo de 1.215,7 euros) fueron Canarias (40,1%), Extremadura (39,3%) y Región de Murcia (37,9%).

La encuesta también revela que, a nivel nacional, el salario medio bruto de las mujeres se situó en 1.643,8 euros en 2015, 478,7 euros por debajo de la media registrada por los hombres (2.122,5 euros).

El salario medio por hora es superior en el caso de los hombres (12,5 euros) que en el de las mujeres (11,2 euros), a lo que se suma que la jornada laboral de los hombres es más larga de media (39,2 horas por semana) que la de las mujeres (33,8 horas).

En cualquier caso, la diferencia entre el salario medio de hombres y mujeres se ha reducido desde los 507,8 euros que se contabilizaban en 2014.

Por tramos de edad, los salarios más altos se concentraron entre los mayores, que cuentan con mayor proporción de contratos indefinidos, antigüedad y experiencia, de manera que mientras los jóvenes de entre 16 y 24 años recibieron de media 1.042,4 euros, los mayores de 55 años lograron 2.260,3 euros.

El nivel de formación es otro de los factores clave a la hora de determinar el salario, que de media fue de 1.365,4 euros para los empleados con educación primaria o inferior y de 2.408,2 euros para los trabajadores con estudios superiores.

El tipo de contrato varía el salario medio desde los 1.314,5 euros de los temporales a los 2.090,2 euros de los indefinidos, de la misma manera que la antigüedad lo hace oscilar desde los 1.251,7 euros de quienes llevan menos de un año en la empresa y los 2.425,1 euros de quienes suman más de diez.

Asimismo, los trabajadores a jornada completa (40 horas semanales de media) recibieron de media 2.142 euros, frente a los 697,2 euros de los asalariados a jornada parcial (19,1 horas).

Por ramas de actividad, los empleados mejor pagados son los de actividades financieras y de seguros (3.479,7 euros de media) y los peor, el personal doméstico (746 euros).

Las ocupaciones mejor remuneradas fueron las directivas, de manera que mientras el salario medio de directores y gerentes se situó en 4.134,2 euros, el de las ocupaciones elementales bajó hasta los 1.038,4 euros.

Otros elementos son el tamaño del centro de trabajo -1.350,3 euros para los que tienen menos de 10 empleados y 2.556,9 euros para los de más de 250- y su naturaleza -1.720 euros para el sector privado y 2.586,2 euros para el público-.